¿Ser pionero o ser innovador?

El pasado día 22 de Enero, invitado por la Fundación MasHumano y por la Fundación Botín, asistí al acto de apertura de la VI Edición del Programa Talento Solidario. Tras las palabras, brillantes como siempre, de Iñigo Sáenz de Miera y Javier García Cañete, comenzó su presentación Ignasi Carreras, profesor de ESADE, que nos habló de “Cómo mejorar la Innovación de los Proyectos en las ONL”.

De esta estupenda presentación tomé algunas notas, que hoy quiero compartir con todos mis lectores. Las tengo muy revueltas en mi cuaderno y mal escritas, pero algo he podido sacar en claro.

Lo que más me llamó la atención fueron dos cosas:  1ª Conclusiones del libro “”. 2º La metodologías utilizadas para generar creatividad e innovación, entra las que destaca “Design Thinking”.

Vayamos por partes, y me centraré, aunque sea muy brevemente, en estos dos puntos:

Innovación, Design Thinking, Creatividad, ESADE, Fundación Botín

Ignasi Carreras en la Fundación Botín. 22 Enero 2015

1º.- Lecciones aprendidas de “Innovar para el cambio Social. De la Idea a la Acción”. Ante la pregunta ¿el Innovador nace o se hace? Hay muchas respuestas, pero tal vez la más acertada es: “A innovar se aprende innovando”. Para desarrollar un proceso de innovación deberíamos tener en cuenta los siguientes puntos:

A.- Pensamiento asociativo. Es la habilidad cognitiva que consiste en integrar elementos no relacionados entre sí para generar diferentes visiones, puntos de referencia, opiniones… Las organizaciones que quieren desarrollar “Culturas Innovadoras”, debería introducir en sus planes operativos la contratación de gente muy diversa. Diferentes profesiones, nacionalidades, clases sociales… lo que permitirá un debate interno muy rico y de suma importancia para generar soluciones de vanguardia.

B.- Tener el “ojo atento”. Hay que ser un buen observador de la realidad que nos rodea, mirando el entorno con una perspectiva global que permita localizar tendencias, nuevas formas de hacer, cambios disruptivos… Los viajes en transportes públicos, nos permiten observar cómo se mueve la sociedad, que se habla, que se lee, como se viste… Escuchar conversaciones puede ser un método muy útil.

C.- Desafiar el “Status Quo” con preguntas. Una buena pedagogía o método de aprendizaje es hacer y provocar preguntas. Hay mucha gente con gran cantidad de respuestas para preguntas que nunca nadie les ha hecho. Un buen líder, debería recorrerse el centro de trabajo, con mucha frecuencia, para provocar curiosidades y recoger evidencias. Hay que cuestionar las realidades con las cuales no estás de acuerdo o crees que podrían ser mejores. Es posible que me cuestione que la forma en la cual se hacen las cosas sea la mejor manera o la “ideal”. Preguntas como: ¿por qué? O ¿para qué?, pueden ser de gran utilidad.

Innovar para el cambio Social. De la Idea a la AcciónD.- Fomentar el “Networking”. Es algo que se ha puesto muy de moda, pero que no cabe duda que es una vía fantástica para compartir experiencias, conocer formas de pensar distintas, localizar fuentes de aprendizaje. Un amigo es un tesoro, muchos amigos son una fortuna. Si además procuras, que esos contactos a los que acudes para que llenen tú agenda sean de perfiles diferentes, mejor que mejor. Por experiencia te puedo decir que, en los dos últimos años, he tenido la oportunidad de conocer a mucha gente “digital”, que aparte de haberme regalado su amistad, me han ayudado a ver el mundo de otra manera, lo que ha enriquecido mi cultura.

E.- Experimentar y repetir. Esto solo es posible cuando en las organizaciones se acepta la posibilidad del error, la equivocación, le flexibilidad, la autonomía. Experimentar es jugar con lo provisional para descubrir lo definitivo. Pruebas piloto, ensayos… todo son herramientas que facilitan la apertura de mente y posibilita la libertad creativa. La repetición es parte de las reglas del juego.

F.- Aprender de los fracasos. Lamentablemente se obtiene más aprendizaje de los errores que de los aciertos. Hay empresas que fomentan el fracaso como parte de su proceso de madurez, permitiendo a la gente deshacerse del miedo que es lo que obstaculiza la capacidad de lanzar nuevas ideas.

2.- Design Thinking. Entre las muchas herramientas generadoras de creatividad (Brainstorming, Open Space, Lateral Thinking…) está el Design Thinking, metodología que tiene seis pasos elementales:

A.- Empatizar. “Para crear innovaciones significativas necesitas conocer a tus usuarios y preocuparte de sus vidas”.

B.- Definir. “Enmarcando el problema adecuado es la única manera de crear la solución correcta.”

C.- Idear. “No es sobre tener la idea correcta, es sobre el crear la mayor cantidad de posibilidades.”

D.-Prototipar. “Construye para pensar y evalúa para aprender.”

E. Evaluar. “Evaluar te da la oportunidad para aprender sobre los usuarios y las posibles soluciones.”

En definitiva una magnifica sesión en la que se nos generó la idea de ser “pioneros” mediante la innovación , el liderazgo y el equipo. Te dejo mis notas por si te pueden ayudar…

¿Por qué RRHH no hace marketing?

¿Le damos, de verdad, al cliente interno lo que necesita? Vivimos una época donde la publicidad, las promociones, la venta… toman un protagonismo nunca visto antes y, sin embargo, en las empresas los directivos no somos capaces de vender a nuestros colaboradores las muchas cosas buenas que la compañía les ofrece de forma permanente.

Es muy corriente ver organizaciones que han desarrollado grandes políticas de gestión de personas, sistemas innovadores, procesos fáciles y accesibles, estrategias de éxito, que no son valoradas por el cliente interno. ¿Por qué? Porque no se ha utilizado la misma metodología que se emplea para lanzar al mercado un producto de consumo. Dicho en otras palabras no hemos analizado en detalle ni las tendencias del mercado ni las necesidades reales de los clientes.

Marketing Comercial y Marketing Interno

Kloter definía el marketing como un proceso social por el que los individuos y los grupos obtienen lo que ellos necesitan y desean a través de la creación e intercambio de productos y su valoración con otros. De esta definición se pueden destacar las cuatro palabras subrayadas: individuos, necesidades, deseos y productos. Son la clave.

Los individuos son las personas que trabajan en una organización y que se convierten en clientes internos de la misma.

Las necesidades son la sensaciones de carencia física, fisiológica o psicológica común a todas las personas que conforman el mercado.

El deseo es un acto posterior a la necesidad en el que la persona manifiesta la voluntad de satisfacer esta.

Producto es todo aquel bien material o inmaterial que puesto en el mercado viene a satisfacer la necesidad de un determinado cliente.

Pero ¿qué es el marketing interno?. Es el que se lleva y ejecuta dentro de la propia organización para que se dé un buen servicio a los clientes internos.

¿Marketing Interno, Marketing de RRHH o Marketing de Personas?

La expresión “Marketing Interno” recoge de forma más amplia todo lo que se puede y debe vender internamente. Reducirlo a RRHH o Personas es restar posibilidades de éxito a otras opciones que no están relacionadas directamente con las necesidades del cliente interno. Aun así las personas son, en la mayoría de los casos, el objetivo clave.

 Algunas premisas clave

♦ La gente compra y consume ideas deseables

♦ El marketing empuja al cliente a la acción

♦ La gente responde cuando ve a otras personas satisfechas

♦ No hay una única estrategia de marketing

♦ El marketing permite conocer tendencias, comportamientos y targets de mercado

♦ Las acciones de marketing deben ser medidas cualitativa y cuantitativamente

¿Se puede aplicar una estrategia de Marketing Comercial para satisfacer las necesidades del cliente interno?

Si, se puede, aunque deberíamos considerar ciertas peculiaridades que hacen del marketing interno una disciplina muy peculiar de la gestión empresarial.

¿Qué tenemos que vender desde la Dirección de RRHH? Deberíamos vender: imagen personal, imagen departamental, cultura organizativa, marca y productos & servicios (soluciones).

¿Cuál sería el proceso lógico para lanzar un producto en un mercado interno?

El proceso lógico sería investigar, desarrollar, lanzar, promocionar y vender. Y todo esto ¿para que?. Para comprometer y ganar.

Investigar

La investigación debe ir encaminada a estudiar, analizar y comprobar la visión, la misión, la filosofía, los valores y la estrategia.

Utilizaremos los  estudios de mercados para identificar las necesidades del  cliente y para que nos provea de medios para seguir una actuación. Se trabajará con cuestionarios, reuniones informales, estudios de clima, discusiones de grupo….

La segmentación del mercado será clave para poder casar producto con necesidad concreta de mi cliente. La segmentación típica es: un único segmento, especialización de producto, especialización de mercado, especialización selectiva, cobertura de todo el mercado. En otras palabras, y en el área de “Cliente Interno/Empleado”, podriamos segmentar el mercado en: Alta dirección, directivos, mandos intermedios, técnicos, vendedores, administrativos, operarios…

Desarrollar

Una vez detectadas las necesidades del cliente debemos desarrollar un producto específico que satisfaga esas necesidades. Para ello es necesario contestar a las siguientes interrogantes que se nos plantean: qué, porqué, cómo, quien, cuando y donde. Esto responde a las cuatro O´s del Marketing Mix: objeto, objetivo, organización y operaciones.

El fracaso de muchas organizaciones es haber invertido mucho en lanzar un producto que no era demandado por el cliente. Por ejemplo los clientes internos jóvenes de una determinada compañía no demandaban un plan de pensiones sino un plan de hipotecas negociadas con un gran banco y subvencionadas en una parte por la compañía, sin embargo la compañía lanzo el plan de pensiones para todos los empleados sin considerar las necesidades de cada uno de los segmentos del mercado.

Promocionar

La promoción es una actividad en forma de anuncio, publicidad indirecta, venta “cara a cara”, oferta especial, etc… que la compañía y en concreto la Dirección de Recursos Humanos utiliza para inducir a los empleados a que deseen y “compren” el producto.

Hacer una buena campaña de marketing es clave y utilizar los medios y los mensajes adecuados son la baza más interesante para que nos compren. En esta área, si queremos ser eficaces y eficientes, no deberemos regatear recursos y de la misma manera que en los presupuestos anuales se destina una partida a publicidad  comercial o externa tambien se debe destinar otra a publicidad interna. Invertir en marketing de recursos humanos es invertir en las personas y en consecuencia en el negocio.

Vender

Si eliges una buena fuerza de ventas habrás simplificado mucho el camino para que tu cliente te compre el producto. ¿Pero como lo hago? Involucrando a diferentes clientes internos, pertenecientes a diferentes áreas de la compañía, en el desarrollo del producto. Ellos se encargaran del resto… La experiencia me lo ha demostrado.

Y todo ¿para que?

Para obtener el compromiso de la gente, que solo se consigue satisfaciendo sus necesidades, y así ganar el liderazgo del sector.

♦ Te muestro un sencillo ejemplo que utilizamos en una de las compañías en las que trabajé… Se trataba de una campaña de “GPC” en la que perseguíamos vender las ventajas y beneficios que reportarían a los empleados la aplicación de un modelo de “Gestión por Competencias“. Cada día presentábamos en la Intranet una  de las imágenes que aparecen en la presentación, que puedes ver más abajo. La estrategia consistía en generar un misterio entre los “clientes internos”, que íbamos desvelando, poco a poco, con el objetivo final de que asistieran, de forma voluntaria, el mayor numero de empleados a las presentaciónes que íbamos a hacer del mencionado modelo de GPC.

 

El resultado fue espectacular. La presentación era en el comedor de empresa y fue tal la afluencia de gente que  tuvimos que que organizar muchas más reuniones, de las que habitamos previsto inicialmente, y el “producto” fue comprado de forma casi automática. La implantación del modelo GPC fue como una seda, bien es cierto que con anterioridad a su lanzamiento se siguieron todos los pasos de investigar, desarrollar, lanzar, promocionar y finalmente vender. Se hicieron camisetas, llaveros, pins… con las iniciales GPG. 

Quince razones para pensar en positivo

El año que acaba de comenzar tiene pinta de ser peleón, pero yo no me voy a dejar llevar por el pesimismo, derrotismo, victimismo. No, de ninguna manera. Sin duda, hay signos para pensar en positivo y sobre todo para contagiar entusiasmo, alegría, confianza… Como tú ya sabes, ha habido muchos años en la historia de la humanidad, donde se vaticinaron tragedias y desgracias, que nunca llegaron a producirse, pero la gente se machacaba la cabeza.

Las palabras animarse y desanimarse expresan esas fluctuaciones del ánimo ante las dificultades que, en parte somos capaces de controlar. La fortaleza es el hábito de controlar el ánimo para afrontar las grandes tareas y resistir mejor las dificultades y los embates de la vida.

Yo voy a intentar darte algunas “píldoras” energéticas que te harán ver la vida con un talante nuevo…

1.- El número de parados ha bajado en el año 2104 en 253.627. No es para tirar cohetes, pero sin duda es una grandísima noticia. Es el mayor descenso interanual de desempleados en un mes de diciembre desde 1998.

2.- La contratación indefinida, se incrementa en un 20%. ¿No te parece que es otra noticia muy  positiva? Estos contratos aumentan un 19% con respecto al año anterior. En términos acumulados en los doce últimos meses, el incremento se eleva al 21,81% respecto al conjunto del año 2013. Tampoco es que sea la gran hazaña del siglo XXI, pero no está nada mal…

3.- 450.000 trabajadores desempleados se beneficiarán de una ayuda de 426 euros mensuales durante un periodo de seis meses. Además la ayuda será compatible con un empleo, si bien al sueldo que se perciba en ese trabajo se le descontará de la ayuda. Como diría mi abuela, “a nadie le amarga un dulce”.

4.- El IPC terminó en diciembre con una caída del 1,1%, mientras que en el conjunto del año los precios cayeron un 0,1%. Algunos economistas advierten del hipotético problema de la “deflación”, pero a día de hoy, y según mi personal punto de vista, es un dato favorable para la pequeña economía familiar.

Quince razones para estar contento

5.- Más de 9 millones de pensionistas tendrán un subida en sus rentas del 0,25% a partir del próximo 1 de enero, el mínimo que fija la ley de pensiones, con un coste para las arcas de la Seguridad Social de 271,8 millones de euros, un 3% más que el año anterior. Tras este incremento, la pensión máxima de jubilación queda en 2.560,9 euros y la mínima en 635,5 euros al mes. Es poco, pero algo ¿o no?

6.- La Seguridad Social ha ganado en el mes de diciembre 79.463 afiliados (+0,48%). Y lo hace tanto en el régimen general como en el de autónomos: 76.499 en el general (+0,57%) y 5.754 en el de autónomos (+0,18%). Se trata del mayor incremento registrado en un mes de diciembre en toda la serie histórica comparable, desde el año 1998.

7.- El precio del barril de petróleo Brent ha llegado a caer en Europa por debajo de la barrera de los 50 dólares por vez primera desde principios de mayo de 2009. ¿Buena o mala noticia? Para el ciudadano medio, es una noticia “favorable” ya que permitirá, a medio plazo, bajar el precio de los combustibles y llenar el depósito de nuestros coches con un coste menor.

8.- Según un estudio realizado por Randstad, el 78% de los trabajadores españoles cree que la situación económica mejorará en 2015. Esto supone que tres de cada cuatro españoles vean el futuro con más optimismo. Además el 96% de la población trabajadora opina que los programas de formación son una oportunidad para el crecimiento personal.

9.- El salario mínimo interprofesional (SMI) sube un 0,5%, lo que supondrá un incremento de algo más de 3 euros, al pasar de los 645,3 euros mensuales de la actualidad a 648,6 euros. Poco, pero menos da una piedra…

10.- En 2015 bajaran las hipotecas y el gas natural. Se congelan el recibo de la luz, los peajes, la cuota de abonado de la telefonía, las tasas aeroportuarias… Son señales claras de que las cosas van en buena dirección…

11.- Los indicadores de Economía avanzan que el PIB crecerá a un ritmo del 2,5% en el año 2015, lo que supone una fuerte mejoría y demuestra que la recuperación va en serio. Estos datos permiten dar una sensación de repunte que sin duda repercutirá en las inversiones extranjeras en nuestro país, y consecuentemente en el empleo.

12.- El Ibex-35, principal indicador de la bolsa española, ha cerrado el 2014 con una subida del 3,66%, cifra más baja que la de 2013, pero que aún con todo ha sido superior  al Dax de Fráncfort, el MIB de Milán, o las bolsas de París y Londres. Ya sé que a fecha de hoy está muy volátil, pero también lo estaba el año pasado… y al final repuntó.

13.- La prima de riesgo baja por primera vez desde 2010 de los 100 puntos. En BBVA Global Markets Research opinan, que debido a las medidas adoptadas por el Banco Central Europeo, la prima de riesgo se relajará hasta los 70 puntos básicos.

14.- A pesar de las recomendaciones de “congelación salarial”, el 44%  de las empresa subieron sus salarios en 2014 y tienen previsto mejorarlos en 2015. Ésta es una de las conclusiones del estudio “Tendencias e Incrementos Salariales 2014/15” llevado a cabo por la consultora Deloitte. Otra de las  noticias gratificantes es que para 2015 hay previsto un incremento medio del 2,2%.

15.- La reducción global del Impuesto sobre la Renta será de una media del 12,5% en 2015 y 2016 –del 7,1% ya en 2015-. Además la reforma fiscal tiene una parte “social”, que permitirá que unas 750.000 familias puedan beneficiarse de nuevos incentivos, por los que podrán recibir 1.200 euros por cada una de las circunstancias a las que dé derecho a una deducción y que podrán cobrarse mensualmente y por adelantado a razón de 100 euros.

Además de esto, siempre tienes a tu FAMILIA, que es la que mejor te comprende, te ayuda, te conseja, siempre dispuesta a darte ánimos y a contar contigo. Cuídala, no tiene precio.

Como puedes ver, son quince (más una extra) buenas razones para empezar un año con más esperanza, ilusión, optimismo, alegría… pero teniendo siempre en cuenta que la “motivación positiva” depende, sobre todo, de ti. De tu actitud frente a la vida, dependerá tu felicidad. Puedes ver el vaso medio lleno o medio vacío, como tú quieras…

Queridos Reyes Magos de Oriente

Un año más os espero con la ilusión de un niño pequeño. Parece que los acontecimientos se repiten, pero no. Cada seis de enero es diferente, no tiene nada que ver con el anterior. Siempre hay sorpresas, cosas nuevas. Hoy quiero pediros un primer favor, cuando entréis por la ventana, no os olvidéis al marcharos cerrarla, la última vez me cogí un catarro muy considerable. También os recomiendo que probéis los turrones que os dejo, los hemos comprado con mucho cariño para vosotros. Espero que la carta que eché el otro día en el Buzón Real os haya llegado, pero por si acaso no la habéis leído, lo que os pido es que me ayudéis a responder a cada uno de estas cuestiones:

♦ Que todos los que trabajamos en Recursos Humanos seamos conscientes de que nuestro papel es crítico en las organizaciones. Si nosotros no nos preocupamos de las personas ¿Quién lo hará? No podemos seguir tratando a la gente como si fueran máquinas. Como me dijo un día un Jefe: “la única manera de alcanzar los objetivos de una compañía es a través de las personas”. Resultados y personas nunca han estado reñidos, más bien todo lo contrario. Pensemos que no hay almohada más blanda que una conciencia tranquila.

♦ Que todos los que tienen la “increíble” responsabilidad de dirigir una organización, piensen que es mejor liderar que dirigir. Que se mojen, que bajen al terreno. Que hablen con la gente, que trabajen con ellos. Sería bueno que pensaran que las personas humildes no se menosprecian… Simplemente piensan menos en sí mismos. No pueden seguir viviendo en una urna de cristal como si fueran dioses. Que cojan el ascensor que usan todos, que vayan a los servicios como uno más, que coman más en la cantina de la empresa y menos en Zalacaín.

♦ Que los sindicatos sean más objetivos, razonables, modernos. Que no sean una rémora para la buena marcha de la compañía. Pensar en el bien de los trabajadores no supone generar una confrontación permanente con la dirección de la compañía. Velar por los derechos de los trabajadores, no solo está bien sino que es lo que tiene que hacer, pero utilizando estrategias de dialogo, de trabajo en equipo, aportando soluciones razonables y no puras utopías. Importante considerar que no existe ninguna manera buena de hacer una cosa mala.

Reyes Magos

♦ Que los empleados de las organizaciones intenten superar la mediocridad en la que están metidos un grandísimo porcentaje de ellos. El mundo solo lo cambian los buenos, los mediocres no consiguen nunca nada.  Como decía Jorge Wagensberg, cualquier empresa humana tiene un cupo máximo de mediocres que puede soportar antes de entrar en colapso irreversible. No te dejes llevar por la rutina destructiva, esa que crea parásitos incapaces de aportar nada nuevo. Piensa que la motivación no depende de los demás, depende solo de ti.

♦ Que nuestra sociedad española no vaya por el mismo sendero por el que van algunos países que se dicen modernos, pero que lo único que hacen es dejar de mirar el futuro con una perspectiva más humana, solidaria, compresiva. En Holanda el “estado de bienestar” deja de llamarse así para convertirse en una “sociedad participativa”. En este país tan “moderno” la ayuda a los ancianos y las personas dependientes, incluidos los niños discapacitados, se convierte en una “obligación moral” para las familias, pero no para el Estado. A partir de ahora el derecho histórico a recibir ayuda pública solo se podrá ejercer cuando la personas no pueda valerse por sí misma y carezca de una red de apoyo informal.

♦ Que este año 2015, que va a ser un año electoral, todos y cada uno de los ciudadanos españoles tengamos la cabeza despejada, libre de ideologías y abierta al dialogo, para tener la suficiente libertad de pensamiento que nos permita optar por las opciones más adecuadas. Dejar el odio, la revancha, el ajuste de cuentas es clave para intentar hacer una sociedad más “vivible”, en donde todos naveguemos en una misma dirección que nos permita vivir en una sociedad con menos diferencias sociales, en donde junto a los derechos existan también las obligaciones. Hay que votar con la cabeza y el corazón y no con las vísceras. Hay que pensar en lo que nos une, no en lo que nos separa.

♦ Que superemos la ínfima tasa de natalidad. España es el tercer país donde se tienen menos hijos: 1,32, sólo por debajo de Portugal y Polonia. La media de hijos deseados por los europeos se sitúa en 2,3, por encima del 2,1 hijos por mujer necesario para garantizar el crecimiento natural. Este hecho refleja que la población sigue estando interesada en formar una familia y en tener una descendencia alta. En resumen: menos españoles, más viejos y cada vez más solos. Esta es la perspectiva demografía de España para los próximos años según el Instituto Nacional de estadística (INE). En los próximos 15 años cambiará la forma de vivir de los españoles, tres de cada diez vivirán solos.

♦ Que nuestros deportistas españoles: Mireia Belmonte, Rafa Nadal, Alberto Contador, Marc Márquez, Fernando Alonso, Javier Fernández, David Cal, Antón Paz, Albert Bosch y otros muchos más… consigan muchos éxitos para ellos y para el País que representan… y que el Barça gane la Quinta Champions… y por supuesto que la Roja consiga muchos éxitos…

Como veis, queridas Majestades, mis ocho deseos son muy simples pero muy difíciles de alcanzar, por eso recurro a vosotros. Gracias de antemano.

Esquizofrenia y Alzheimer empresarial

El pasado día 22 de diciembre el Papa Francisco denunció las enfermedades de la Curia Romana. Se dirigió a los cardenales  en tono amistoso y positivo, pero dejando muy claro el esfuerzo que se tiene que hacer en la Curia para hacer una Iglesia ejemplar.

El análisis del Papa podría aplicarse a cualquier otra estructura de tipo civil, por eso, según iba leyendo los 15 puntos críticos, se me vino a la cabeza como de manera inconsciente, que lo mismo se podría decir de la inmensa mayoría de directivos españoles. Veamos…

♦ Sentirse inmortales. Cualquier persona que haya pertenecido a un Comité de Dirección de una Compañía (yo lo fui cerca de 30 años) podría observar con enorme nitidez, como los que se sientan alrededor de la mesa de las decisiones se sienten “inmortales”. Como ellos, nadie…

♦ Excesiva actividad. Por sentirse inmortales, meten en su agenda tal cantidad de tareas, reuniones, comidas, citas, conferencias, viajes, comités que “se sumergen en el trabajo” olvidando otras tareas tan importantes como la familia.

♦ Petrificación mental. Quienes la sufren pierden la serenidad interior, la vivacidad y la audacia. Y se esconden bajo los papeles, convirtiéndose en máquinas de expedientes en lugar de ejercer un liderazgo eficaz.

♦ Exceso de funcionalismo. El directivo que contrae la enfermedad del funcionalismo se vuelve un administrativo. Hay que evitar caer en la tentación de querer encerrarse en los papeles, los controles, las “hojas Excel”, los “Power Point”… Hay que romper la rutina…

♦ Mala coordinación. ¡Cuantas discusiones he presenciado por los dichosos protagonismos! Se dice trabajar en equipo, pero en realidad a cada uno le gusta hacer su “capricho”. Cuando en un Comité de Dirección se rompe la unidad, “se convierte en una orquesta que hace estruendo”, pero es incapaz de interpretar una melodía.

Liderazgo, Management, Humildad, Valores, Leadership, Values

♦ Alzheimer empresarial. Consiste en olvidar lo que de forma machacona se explica en los cursos de formación. ¡Cuánto dinero gastado en programas de liderazgo! ¿Y qué? Las prisas, la falta de visión estratégica, lo urgente en vez de lo importante, los modernismos… Son directivos que se convierten  en prisioneros de su propia incoherencia.

♦ Rivalidad y vanagloria. ¡Para algunos, la moqueta del despacho, la plaza del garaje, el título en la tarjeta… son lo más importante! El último diseño de corbata, el perfume más “fashion”, el pañuelo de Loewe… Es una enfermedad que les lleva a ellos y ellas a ser gente falsa, aparente, trepa… Se creen más “guays” y más sabios, pero el tiempo les hará vivir la realidad. Como la margarina, todos tenemos fecha de caducidad…

♦ Esquizofrenia existencial. Es la enfermedad de quienes llevan una doble vida, fruto de la hipocresía típica del mediocre y del vacío intelectual que los títulos académicos no pueden llenar. Muchos quieren aparentar lo que no son. Llevan un estilo de vida en la oficina distinto al que llevan en el salón de su casa. Familia y trabajo son dos realidades antagónicas…

♦ Murmuraciones. En cuanto abandonan la “mesa de las decisiones” empiezan los dimes y dirites. Son sembradores de cizaña y asesinos a sangre fría de la fama de los colegas. Es una enfermedad de personas bellacas, que no tienen el valor de hablar a la cara.

♦ Divinización de los jefes. Es el vicio de los trepas, que viven pensando solo en lo que pueden obtener y no en lo que deben dar. Solo saben hacer la pelota. La enfermedad puede “también contagiar a los superiores que cortejan a sus colaboradores para obtener sumisión, lealtad o dependencia psicológica”.

♦ Indiferencia respecto a los demás. Lleva a “no poner los propios conocimientos al servicio de los colegas menos expertos” y a “reservarse la información en lugar de compartirla”. Son capaces de alegrarse de la desgracia ajena. Gente que va por la vida como las mulas, es decir con unas orejeras que no les permite ver nada más que “su” camino…

♦ Caras fúnebres. La disciplina no está reñida con la empatía… Necesitamos una gran dosis de humor. Los “mea triste” son personas que contagian energía negativa. En realidad, “la severidad teatral es síntoma de inseguridad”. Hay que dejar paso a gente alegre, sana, optimista…

♦ Acumulación de objetos. ¡Con lo bonito que es un despacho vacío! Algunos se empeñan en llenarlos de objetos inservibles para dar la sensación de poderío, de arrogancia, de cursilismo… El día que dejen la compañía, necesitaran muchas más cajas…

♦ Los círculos cerrados. Hay expertos en buscar “amiguetes”  para fomentar el “exclusivismo”. Pertenecer a un determinado grupo da un cierto caché. En muchos casos estos grupos o círculos se forman con buenas intenciones, pero pronto se convierten en un cáncer.

♦ Exhibicionismo. El que posee este triste vicio transforma su trabajo en poder, y su poder en mercancía para obtener beneficios personales. Se pasean por el centro de trabajo intentando dejar una estela de admiración, pero no lo consiguen. Su pose está ya muy gastada y ya no dan el pego…

Como te puedes imaginar, el Papa cambiaba la palabra “directivo” por “prelado”, pero los quince puntos nos vienen muy bien a todos para reflexionar sobre nuestro propio comportamiento.