Un huelga más…

Hace unas horas, los líderes sindicales de las dos centrales con mayor representación, han anunciado que el próximo viernes, día 29 de marzo, habrá una huelga general más… Si, otra más, como si  las huelgas generales solucionaran por si solas las crisis económicas. Justo estaba viendo las noticias, y la intervención de Cándido y Toxo,  por Antena3 y una de mis nietas, que tiene siete años, como sin venir a cuento, me preguntaba: abuelo ¿Qué es la democracia? La  cabeza me jugó una mala pasada y le conteste que no sabía. ¿Cómo es posible que solo tres meses después de ganar una elecciones, por mayoría absoluta y rotunda, unos sindicatos y el partido de la oposición puedan ir contra una decisión aprobada mayoritariamente en el Parlamento? Esto no se lo podía explicar a mi nieta porque no lo entendería. La verdad, es que yo tampoco lo entiendo. El lema de la cita no puede ser más engañoso: “Quieren acabar con los derechos laborales y sociales. Con todo”. Dicen que es una decisión difícil pero inevitable desde el punto de vista democrático y constitucional. ¿Desde el punto de vista democrático? ¿Decisión difícil? ¿Inevitable?  Constitucional, si lo es.

El partido de la oposición, ya lo dijo su secretario general, irá con su oveja (cada oveja con su pareja. El PSOE con Cándido, el PP con Rouco). Y yo seguía preguntándome ¿pero, es que no es el principal responsable de la caótica situación en la que nos encontramos? Pero si negaron la crisis desde el primer momento ¿Pero como se puede ser tan irresponsable? ¿Es posible apoyar institucionalmente una huelga que va a dejar la imagen de España por los suelos? Estoy convencido que los partidos no quieren el interés general sino el interés partidista. Ya lo dijo muy gráficamente Bernard Shaw “Los políticos y los pañales se han de cambiar a menudo… y por los mismos motivos”

El derecho de huelga está reconocido en nuestro máximo ordenamiento jurídico y no tengo nada que oponer a esta convocatoria desde el punto de vista legal. Pero si me permito discrepar de la conveniencia de la misma porque, en mi opinión, va en contra de lo expresado en las urnas el pasado 20N; pone en peligro la creación de empleo; genera una imagen nefasta, justo en el momento en que necesitamos  más credibilidad fuera de nuestro país; no se deja tiempo para comprobar si esta reforma laboral va por el buen camino; como todas las huelgas, tendrá un seguimiento basado en el miedo, la coacción y la fuerza (física) de los mal llamados “piquetes informativos”; nos pondrá ante nuestros socios europeos a la altura del betún; y lo que es más grave, un día entero sin producción y metiéndonos más de lleno en lo profundo de la cloaca… ¿Creen Cándido & Toxo que los cinco millones de parados confían en ellos como los salvadores de la patria? No seamos incrédulos, aquí funciona la ideología, la demagogia, el miedo, la mentira, pero nunca el interés de los más afectados  por esta terrible situación económica y social.

Y sigo preguntándome cosas a las que no encuentro respuestas ¿Es que no  son los empresarios los que crean empleo? ¿Es esta la mejor forma de ayudarles? ¿Es que los empresarios son los enemigos de los trabajadores? ¿Tiene los empresarios interés en crear empleo o destruirlo? ¿Cuál es el mejor síntoma de que un empresario va bien? Cuando crea empleo, para esto está llamado por vocación. Crear empleo y generar riqueza, ese es el objetivo de los emprendedores que arriesgan sus ahorros, su tiempo, sus preocupaciones. El trabajador (TODOS somos trabajadores) debe ser recompensado según los beneficios de su empresa. Si no damos confianza al empresariado será imposible salir del agujero en el que nos encontramos.

Por ultimo, me gustaría que alguien, mejor si es sindicalista o político, me dijera, con la mano en el corazón, si el Gobierno de España no es el primer interesado en que las cosas se hagan bien y todos juntos podamos salir de una situación que empieza a ser insostenible. ¿Se puede pensar  seriamente que el Presidente del Gobierno quiere acabar con los derechos laborales y sociales. Con todo?  ¿Puede haber alguna persona, de buena voluntad,  que piense que esta Reforma Laboral se ha hecho para fastidiar a la clase obrera? Ya sé que hay muchos mal pensados, pero estos son los que nunca nos sacaran de una crisis. Los agoreros que se vayan…

Ver VÍDEO: 29M: No queda otra salida que la huelga general