Carta de un Director de RRHH a su CEO

Querido Jefe,

Hoy al salir de nuestra habitual reunión de Comité de Dirección, me he ido a mi despacho con la cabeza tan cargada, que estuve a punto de explotar. Veo, por una parte, que nuestras reuniones empiezan a ser algo rutinarias, y por otra, que el ambiente se va tensando cada vez más. Ocurren cosas que, desde mi punto de vista, no se deberían permitir. La discusión que hoy hemos presenciado entre la Dirección de Marketing y la Dirección de Ventas, me parece insólita. No es la primera vez y esto es lo preocupante.

En otro orden de cosas, y por lo que a mi responsabilidad atañe, es evidente que la única prioridad de la Dirección de la Compañía, de la que formo parte, es el “Headcount” (Plantilla). Hemos dejado de ser creativos, y solo vemos como solución a nuestros problemas el despedir cada vez a más y más personas. No se ve nunca el fin de una política “destructiva”, y me veo como un auténtico “Headhunter” en el sentido más literal de la palabra, es decir como un cazador  de cabezas. Hemos invertido horas y horas en formación de liderazgo, ¿para qué? Seguimos con una actitud reactiva y en contadas ocasiones somos capaces de adelantarnos a los acontecimientos. Parece que hemos apostado por la “cultura del descarte”.

El otro día leí una carta que le escribía un Consejero Delegado a su Director de Recursos Humanos y tengo que confesarte que sentí verdadera envidia. Seguramente habrá pocos, muy pocos, Directores Generales con esa visión y ese compromiso con la Gestión de Personas, pero mientras exista uno como él, hay motivos para ser optimistas ¿no te parece? Hay mucho por aprender…

Carta de un Director de RRHH a su CEO

Al hilo de esa carta, he pensado mucho acerca de cómo estamos trabajando en nuestra compañía y creo que tendríamos que hacer un esfuerzo especial para intentar cambiar nuestra mentalidad, nuestra actitud, nuestra visión… Al Comité de Dirección se le percibe en toda la organización como un grupo sin cohesión, con muchos intereses personales, excesivos protagonismos y poca visión de equipo. Se nos respeta por jerarquía pero no por nuestra manera de gestionar.

Como tenemos pocas oportunidades de hablar cara a cara, aprovecho esta carta para hacerte algunas preguntas relativas a mi función dentro de la organización, pues tengo muchas dudas que me gustaría aclarar. Por ejemplo…

 ¿Qué esperas de mí? Me perece fundamental saber para que estoy aquí. Hace tres años, cuando me incorporé, me dejaste claro que venía a esta compañía para impulsar un cambio, con un objetivo muy específico: desarrollar un nuevo estilo de liderazgo organizativo. Las circunstancias no han permitido hacer nada que no fuera reducir personal. En mi opinión ya no podemos prescindir de nadie más, estamos bajo mínimos y no podré avanzar sin tener claro que esperas de mí  y de mi departamento. Supongo que a ti también te gustará saber lo que yo espero de ti.

♦ ¿Cómo estoy haciendo las cosas? Aunque en la compañía tenemos implantado un plan de “Evaluación de Desempeño”, lo cierto es que, desde hace dos años, no nos hemos sentado a hablar sobre como estoy desarrollando mi tarea. A veces intuyo que lo estoy haciendo bien, pero no tengo la seguridad de que esto sea así. Sé que no soy el único directivo que se encuentra en esta situación, pero a mí me preocupa saber dónde me encuentro. Solo podré avanzar en la dirección correcta, cuando sepa que estoy haciendo bien y en que debo mejorar.

♦ ¿Con que recursos voy a contar? Todavía sigo sin saber, si para ti la Dirección de Recursos Humanos es un centro de beneficio o un centro de coste. Por los acontecimientos acaecidos en los últimos años, me temo que somos una carga. Además la Dirección Financiera, es la que ha tomado el mando de la compañía y aquí nadie puede gastar un euro sin su autorización. Se han convertido en unos auténticos controladores (La troika). Por culpa de una política de austeridad, llevada a sus últimas consecuencias, no tenemos presupuesto ni para formación ni para ninguna otra iniciativa. Los salarios, en lugar de subir, bajan. ¿Qué podemos hacer? Con este panorama, me gustaría que me dijeras con toda la claridad y sinceridad de que recursos vamos a disponer. Dirigir una compañía mirando solo los resultados, es como jugar al tenis poniendo solo la mirada en el marcador y no en la pelota.

Carta de un Director de RRHH a su CEO

♦ ¿Vamos a cambiar la operatividad del Comité de Dirección? Cada lunes, al llegar a la oficina, me pregunto ¿Para qué nos reunimos? ¿Son reuniones eficaces? Estamos cayendo en una rutina muy peligrosa de la que tenemos que salir lo antes posible. Necesitamos un liderazgo fuerte que nos ponga a todos en la misma dirección, alineados con unos objetivos comunes y comprometidos con unos valores, una visión y una forma de trabajar en equipo. Sería muy conveniente que nos hicieras ver a todos los miembro del Comité de Dirección que nuestro verdadero Departamento Operativo es el propio Comité. Sin compartimentos, sin fisuras, sin protagonismos… todos a una. Es la forma de transmitir otra imagen capaz de generar confianza. Además, será una situación menos estresante.

 ¿De verdad la innovación es para nosotros una prioridad? Llevamos algún tiempo manoseando esta palabreja, pero se ven pocos resultados. ¿Qué significa para nosotros la innovación? Es difícil dar una definición cuando, en nuestro día a día, somos más reactivos que proactivos. No permitimos la flexibilidad, el error, la iniciativa, el cambio, la espontaneidad… y así no es posible generar imaginación. La búsqueda de soluciones innovadoras es difícil. Los precedentes y la experiencia nos empujan hacia formas familiares de ver las cosas, que pueden no ser las adecuadas para los desafíos con los que nos enfrentamos, pero es hora de romper ciertos paradigmas. Deberíamos explicar a todos nuestros empleados que significa para nosotros la innovación, como la vamos a implantar, medir y recompensar.

Como puedes ver, son cinco preguntas muy concretas, pero críticas para mi labor diaria. Solo cuando tenga resueltas mis dudas, seré capaz de dar todo lo que llevo dentro. Sabes que mi trabajo me apasiona, pero necesito conocer esas variables capaces de darme la confianza que tanto necesito. Uno no puede trabajar en base a suposiciones. La realidad aunque se cruda, hay que conocerla.

Espero que nos podamos ver y charlar sobre todos y cada uno de estos puntos. Estoy a tu disposición.

Un abrazo, Alejandro Albue.

Director de Recursos Humanos de Aldán S.A

Consejos para 2014: Tecnología la clave

Tecnología, la palabra clave. De la mano de APD (Asociación para el Progreso de la Dirección) se ha celebrado esta mañana una interesante jornada titulada “10 Consejos para 2014“. En momentos como los actuales, llegados al final de un año duro y complejo como ha sido el 2013, era una estupenda oportunidad de ver como se presenta el 2014 y todo esto explicado por ejecutivos de primer nivel. Sesión larga, con muchas ideas, reflexiones, sugerencias, expectativas, consejos… Imposible recoger todo lo que se dijo, pero voy a intentar contaros, lo más resumido posible, los mensajes que más me han llamado la atención.

Abrió el encuentro Rafael Miranda, Presidente de APD, para explicar que el día iba a estar lleno de ideas sugerentes para afrontar un año que empieza a tener síntomas saludables. Es hora de empezar a olvidarse de lo peor de la crisis y sacar todas las enseñanzas positivas. La gente tiene que empezar a notar estas señales. Es necesario volver a crear un clima de confianza.

A continuación Fernando Ruiz, Presidente de Deloitte dio la palabra a los contertulios, y esta fue la conversación:

♦ Antonio Garrigues. Presidente de Garrigues Abogados y Asesores Tributarios. Recuperar la confianza en nosotros mismos. Hay que perder el miedo y avanzar en un mundo complejo y veloz. No hay ninguna justificación para amparase en la inanición. Nuestra mente tiene que estar más abierta y flexible. Hemos absorbido muchos cambios en muy poco tiempo. Aunque la situación es más optimista, hay que moderar los mensajes. Un problema acuciante es el envejecimiento de la población y el aumento de la desigualdad. Los cambios no hay que hacerlos solo por ética, también por pragmatismo.

♦ Matías Rodriguez Inciarte. Vicepresidente de Banco Santander. Un error del periodo anterior fue pensar que los ciclos económicos habían desaparecido. Estamos despertando de una crisis y los datos demuestran esta realidad. Empezamos a asentarnos en bases sólidas, y el mejor síntoma es la competitividad de nuestras empresas, la llegada de nuevos inversores, la mejor imagen de España. La gente está comenzando a cambiar de actitud y somos un país que siempre sorprende. Se han incrementado las exportaciones pero aún tenemos que convertir más Pymes en grandes empresas. Hay un millón de empresas con menos de 5 trabajadores. Existe liquidez en busca de oportunidades. Hemos demostrado mucha vitalidad.

♦ Rodrigo Martín Velayos. Presidente de Randstad. Hemos pasado del escenario del crecimiento al escenario de la productividad. Hay que crecer en actividad y talento. Detrás de toda actividad productiva están las personas, los equipos. Estamos en un entorno cambiante que tendrá un doble impacto: 1.- Cuantitativo: el talento a medio plazo va a ser escaso. Se debe, principalmente, a los factores demográficos y a la globalización del mercado. 2.- Cualitativo: secuestro laboral de talento en nuestras organizaciones, es decir falta de vínculos afectivos entre empleados y organizaciones. Hay que volver a trabajar el Employee Branding para atraer y el Employee Engagement para retener. Liderar con el ejemplo y comunicar con honestidad. No es lo mismo talento que mano de obra.

♦ Federico González Tejera. Consejero Delegado de NH Hotel Group. La internacionalización es un factor estratégico de primer orden para las grandes compañas. En el caso de España, y en concreto en el sector turístico, los buenos resultados se han debido más a la casualidad que a un plan. Tener un buen plan es clave, porque nos ayuda a ir alcanzando metas paso a paso. Hay que detallar las lineas estratégicas, que deben ser suficientes, obvias, sencillas en las que se contemplen ejecuciones concretas y se ayude al resto de la organización a tomar decisiones. Es necesario compartir aprendizajes, identificar riesgos y establecer parámetro de medición para que el proyecto no muera. La comunicación debe ser muy clara y retante. Cuatro elementos finales: cuestionamiento, honestidad, no dudar de la gente y utilizar el valor externo.

♦ Francisco Román. Presidente de Vodafone. Hay que aprovechar la tecnología para hacer más grandes las organizaciones. Vivimos la era de la impaciencia, queremos todo y en el momento. Hoy disponemos de más capacidad de interacción y muchos datos instantáneos. Las Pymes tienen un gran desafío para adaptarse a los nuevos tiempos. No podemos dormirnos en “los laureles”, cada día hay que seguir avanzando para poder competir y liderar. Hay que saber anticiparse y rejuvenecer actitudes y personas. Es el momento de apostar por talento joven, que desean conseguir resultados, gestionar la incertidumbre, ser escuchados, desarrollados, creativos y que haya “buen rollo”. No aprovechar este momento será un error muy grande. La tecnología tiene que ser un catalizador…

→ La segunda parte de la mañana fue moderada por Carlos Mas, Presidente de PwC. Insistió en que empezamos a ver la luz pero no hay que echar las campanas al vuelo. Signos, actitudes, comentarios, inversiones, imagen… son factores que están dando credibilidad a la mejora de nuestra economía. Fue presentando a los siguientes ponentes, que fueron:

♦ Daniel Carreño. Presidente de General Electric. La crisis ha puesto en duda el modelo. El crecimiento es el arma para combatir el desempleo, el déficit y la deuda. El crecimiento será vigoroso y sostenido si está vertebrado en la innovación y para ello hay que contar con la tecnología.  Con Internet, la industria dispone de muchos datos en tiempo real y eso puede derivar en menos protocolos y predecir la realidad de forma automatizada. La industria del futuro está basada en el conocimiento. Necesitaremos mano de obra muy cualificada, con conocimientos de matemáticas, estadística, idiomas… En definitiva, se necesitan otros perfiles y con un modelo educativo adaptado a las nuevas necesidades. El 50% del éxito está en el convencimiento de poder lograrlo y el otro 50% en haberlo logrado.

♦ Ignacio Eyries, Director General de Caser. En agosto de 2007 entramos en la crisis y la luz que nos vamos a encontrar en la salida será muy diferente. El sector inmobiliario fue, pero no volverá a ser… Cuatro millones de viviendas sin vender… Tenemos una enfermedad silenciosa: el envejecimiento de la población, hemos avejentado en casi 10 años. Salimos de la crisis más envejecidos y esto supone más gasto en pensiones, salud, dependencia, con la contrapartida de que baja el consumo al ser una población que no necesita cosas. Las nuevas tecnologías están cambiando nuestros hábitos, vivimos el Internet de las cosas. El cliente es más conservador y cada vez tiene más aversión al riesgo. Los hábitos de compra cambian, cerca de casa, con tamaños menores… Cuando el cliente llega al proveedor ya lo ha leído todo en Internet. Aumenta el  aspecto regulatorio.

♦ Carlos Torres. Director de Estrategia y Desarrollo Corporativo de BBVA. La innovación pasa por la competitividad y para ello hay que explorar ideas ajenas a la organización, estudiarlas y aprovecharlas. Ante un cambio muy complejo y disruptivo, es necesario salir fuera en busca de nuevas soluciones. Vivimos un momento cámbrico, que experimenta nuevas formas de vida y que va a transformar industrias y sectores enteros como ha pasado con la fotografía, la música, los libros…Las empresas hoy convergen, por ejemplo con la telefonía móvil, en donde el medio de pago empieza a ser el smartphone. Se debe experimentar de forma individual y colaborativa. Abrir tu plataforma a otros, tener una mente abierta a la colaboración (joint venture) e incorporar talento externo. En definitiva 2014 es un buen año para experimentar nuevas formas de vida.

♦ Francisco Juan Ros. Consejero Delegado de Grupo Ros Casares. La mala asunción del riesgo fue una de las causas desencadenante de esta crisis. Se asumieron malos riesgos. Cuando aparecen los nubarrones se  pueden dar tres actitudes: 1.- No sumir el riesgo y retirarse. 2.- Reestructurarse. 3.- Asumir y tirar para adelante con todas las consecuencias. El riesgo es fundamental para el progreso. Si se asume, hay que controlarlo de forma equilibrada y evaluarlo a largo plazo. En resumen: riesgo, progreso, equilibrio, largo plazo, alianzas, reindustrialización. También teniendo en cuenta las 11 R´s: Riesgo, rigor, rendimiento, responsabilidad, relajación, restricción, rencor, recursos humanos, reputación, reinversión y retribución…

♦ Mónica Deza. Consejera de Natura Bissé Int y Presidenta de Ainca. Audacia, audacia y audacia para nuevas aventuras. Y para ello tienes que tener ganas, coraje, capacidad y temeridad… tenemos que intentar ser muy simples y sorprendentes. Una Fábrica de Ideas no es lo mismo que una organización creativa. Hay que poner foco en el punto clave. La ciencia disciplinar ha muerto. La tendencia es educar en la felicidad y los valores. Hay que gestionar la imagen de una forma única para todos los interlocutores. Es la era de las personas y la tecnología debe ser un facilitador para ellas. Cuanto más presión en el tiempo, menos creatividad. Producimos demasiadas ideas. Steve Jobs, tuvo muchas pero se quedó solo con cuatro.

Bueno, espero que este resumen te ayude a situarte como si hubieras estado en la sesión. Si además sacas aprendizajes, mejor que mejor…

¿Emprendedor o Empresario?

El otro día, por una de esas casualidades de la vida, pude asistir a la segunda jornada del III Congreso de Emprendedores de la Comunidad de Madrid. No tenía previsto estar allí, pero por un error acabé en el Aula Magna de la Universidad San Pablo CEU. ¡Bendito error! Únicamente lo siento por el  plantón que le di a un Abogado y profesor de Propiedad Intelectual, de otra Escuela de Negocios, con el que había conectado a través de Linkedin y pretendía conocer personalmente ese día y a esa hora.

Y como dice el viejo refrán, no hay mal que por bien no venga. Entré en el aula sin saber lo que me iba a encontrar. Desconocía el programa del Congreso, los ponentes, la dinámica. Me senté, empecé a escuchar y a los minutos abrí mi Ipad y comencé a tomar notas. No había seguido las sesiones anteriores y eso me hacía ir un poco más despacio, pues hablaban de algunas cosas que yo desconocía. Aprovechando las reflexiones que se pusieron encima de la mesa, me he atrevido a resumir algunas de ellas:

La primera de todas, fue una cuestión que a mí me parece critica ¿el emprendedor es un empresario? La pregunta tuvo varias respuestas, pero la mayoría coincidían en que hay una diferencia esencial entre ser emprendedor y ser empresario aunque los dos conceptos tengan aspectos en común y en casi todo sean lo mismo, pero hay elementos que sólo el emprendedor tiene y que lo hace único, especial. Básicamente el emprendedor es esa persona a la que se le ocurren las ideas sin ser empresario. El empresario es generalmente quien ejecuta las ideas, quien gestiona el negocio, la empresa, lo que no quita que el empresario tenga ideas de negocios y que el emprendedor gestione su propio negocio. Al emprendedor nato, le encanta generar ideas, implementar y luego delegar para embarcarse en otro proyecto, esa es su pasión, su razón de ser y de existir. Un empresario encuentra una gran idea de negocio y con ella se queda por mucho tiempo.

¿Por qué no hay más emprendedores? Hablar de innovación, de creatividad, es fácil. Plasmar ideas rompedoras en un proyecto concreto tiene sus complicaciones. España no es un país de emprendedores, aunque hay algunos que son grandes estrellas. Sigue existiendo la cultura de la “seguridad”. Un porcentaje altísimo de jóvenes manifiesta su deseo de ser funcionarios. En un estudio llevado a cabo en la Universidad de Cádiz, el 56% de los jóvenes universitarios andaluces ha pensado alguna vez en montar su empresa, pero a la hora de la verdad esta cifra baja al 5,8%. Según algunas escuelas de negocio (ESADE, IE), un 20% de antiguos alumnos de sus programas intentan emprender, pero no todos alcanzan éxito. La mayoría de los emprendedores que triunfan no tienen estudios superiores.

Hay emprendedores que no se atreven a dar el paso por falta de financiación. Antes de lanzarse a pedir dinero, conviene pararse a pensar cuál es nuestro modelo de negocio, porque esa reflexión nos ayudará a dirigir nuestros pasos hacia el tipo de financiación que mejor se ajuste a nuestro proyecto. Todas las formas de financiación son válidas, pero no todas van a encajar bien con nuestro tipo de empresa. Cada emprendedor deberá analizar su caso. Una opción es ENISA, empresa pública –dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través de la Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa– que, desde 1982, participa activamente en la financiación de proyectos empresariales viables e innovadores. La Consultora Augeo, señala siete tipos de fuentes financieras para emprendedores. Otra buen opción son los microcreditos.

¿Cómo puedo saber si mi idea es buena y factible? Esta es la gran pregunta que se hacen muchos candidatos a “emprender”. Para darles respuesta existen diferentes foros donde pueden explicar su “proyecto” y recibir feedback inmediato por parte de expertos. Veamos algunos ejemplos: Los Venture Days del IE Business School, que son foros internacionales de inversores donde los mejores proyectos start-up de la escuela son presentados ante una audiencia de inversores locales e internacionales. El eGarage es un nuevo espacio creado para los estudiantes de ESADE destinadas a proporcionarles los recursos y el medio ambiente para iniciar nuevas ideas de negocios. AJE Madrid, tiene su GarAje, en donde los emprendedores pueden encontrar todo tipo de ayuda.

¿Cual es el perfil de un emprendedor? No es fácil definir las características que debe tener alguien cuyo objetivo es desarrollar una idea y ejecutarla. Es necesario poseer una mentalidad joven, sin importar la edad. La capacidad de sacrificio es condición “sine qua non”. Embarcarse en una aventura requiere muchas horas de trabajo, gestionar muy bien la incertidumbre, tener las ideas claras, autoconfianza, administrar el tiempo, indudable orientación a resultados, capacidad de afrontar y asumir riesgos, visión de largo plazo, saber adaptarse a situaciones nuevas y gozar de una enorme vocación comercial.

¿Que barreras hay que superar? Los miedos y dudas que todos experimentan en los inicios del emprendimiento. La comprensión por parte de la familia. Las reglas del mercado (plazo de entrega fijo y pago a 90 días). Liquidez. Encontrar socios en los que confiar. La red de contactos (networking). Consolidar un equipo. El desanimo. Tener el 100% de un negocio mediocre, en lugar de buscar socios estratégicos para aumentar su capital. Conformarse con lo que se tiene y preferir ir despacio. Falta de pasión y de convencimiento….

Se puede hablar más y mejor del tema, pero no he querido dejar pasar la oportunidad de compartir contigo algunas de mis notas. Te recomiendo estas 20 frases para emprendedores

Temas relacionados : El Dilema ¿Emprendedor o Autónomo? Thinking outside the box.  La fuerza de voluntad: el secreto.

Jornada de la Empresa en IESE

El pasado martes, 1 de octubre, asistí a la XIX Jornada de la Empresa, que organiza el IESE-Campus de Madrid. El título de la misma era sumamente sugestivo “El Directivo ante un entorno en continua evolución”. Abrió la sesión Francisco Iniesta, Director del Campus IESE de Madrid. Comentó, en pocas palabras, la conveniencia de reunirse, al menos, dos veces al año para hacer un “update” de lo que sucede en nuestra sociedad. Apuntó la necesidad de “resetearnos” y actualizar nuestra puesta a punto  y enfatizó en la importancia de concentrase en el aprendizaje.

Jordi Canals, Director General del IESE, hizo una presentación larga, rigurosa y clarificadora de lo que está sucediendo en la sociedad actual y que impacta de forma directa en el día a día de las empresas. Imposible plasmar en este post todo lo que dijo. Haré, a modo de flash, mención de algunos titulares que a mí me llamaron la atención. Empezó destacando la importancia que tiene para las empresas el factor humano, el desarrollo del talento, los equipos,  la inversión en las personas… Ante un mundo que se mueve a un ritmo vertiginoso, no queda más remedio que analizar fenómenos, tendencias, hechos, y descubrir que capacidades y habilidades necesitan desarrollar los nuevos líderes.

  

Credibilidad. Es necesario disminuir el creciente número de conflictos existentes. Los líderes deben ser muy honestos y cumplir lo que han prometido. Las falsas promesas, generan conductas agresivas. Es necesario ser muy claro, transparente y no hacer anuncios de cosas que luego no se van a poder llevar a cabo. Puso el ejemplo de Barack Obama, que hizo unas promesas de “invasión militar” en Siria y luego se encontró sin apoyo para poder cumplir su deseo.

♦ Predictividad. Hay que ser muy prudente en la toma de decisiones. Llevar a cabo planes nuevos con mucha cautela ya que la situación mundial es algo compleja. Se necesita un verdadero liderazgo político. No vamos a ver muchos cambios radicales. Estos serán más lentos que en el pasado. En Europa, el BCE deberá desarrollar alguna estrategia para frenar la falta de confianza en el euro.

♦ “Generation Jobless”. Muy preocupante. Los jóvenes ven a las empresas como una máquina de ganar dinero. Desconfían de un mundo empresarial que solo valora el beneficio. Existe entre la juventud, un capital humano que tiramos sin saber aprovechar. Hay que hacer todo lo que esté en nuestras manos para  idear formulas nuevas que permitan la contratación de este colectivo. No se trata de impulsar la figura del “becario”, sino de desarrollar contratos temporales nuevos que permitan trabajar y aprender al mismo tiempo.

♦ Reputación. La imagen de muchas organizaciones está por los suelos. Se confunden estas tres palabras: empresa, negocio y riqueza. La empresa es algo más que un negocio. No está en su mejor momento. Se necesita un cambio para ser percibida de otra forma.

♦ Sonambulismo (sleepwalkers). A veces estamos “dormidos”. No observamos en nuestro entorno los agentes de cambio positivos. Hay que trabajar pensando en el largo plazo pero lo hacemos presos del corto. Los que trabajan en una organización, los empleados, necesitan ver que tenemos puestos los ojos en el futuro.

Destacó que en épocas de crisis el liderazgo es fundamental. Puso el ejemplo de: Franklin Roosevelt, Konrad Adenauer, Margaret  Thatcher.

Luego tomó la palabra José Manuel Campa, del Departamento de Dirección Financiera del IESE, para hablar sobre la Unión Bancaria en Europa. Se refirió de forma especial a tres pilares: la supervisión, la resolución y la unidad de los Fondos de Garantía de Depósitos.

Finalmente, intervino Javier Zamora, Colaborador científico del Departamento de Sistemas de IESE, para hablar del directivo en la era digital. El resumen de esta presentación la haré en un nuevo“post”.

En definitiva una sesión muy enriquecedora. Buenos ponentes, buenas presentaciones, buenas ideas, buen ambiente y un buen “networking”.

Toca renovarse… Lo esencial permanece

Queridos amigos, estreno nuevo diseño en mi BLOG. ¿Por qué cambiar si todo funciona? Por eso mismo, porque todo funciona. Cambiar cuando algo “chirría” es llegar tarde. ¡Cuantas empresas se negaron a hacer cambios porque todo iba como el primer día y luego…!

Renovarse o morir, este es el dilema. He optado, como es lógico, por renovarme. Mis primeros pasos como Bloguero fueron a finales del año 2003, casi diez años escribiendo y manteniendo el contacto con todos mis amigos y conocidos. La experiencia te va enseñando lo que debes mejorar, cambiar o añadir. Por eso, he llegado a la conclusión de que mi BLOG debe estar mejor estructurado, con diseño más fresco, menos farragoso y, sobre todo, que pueda aportar alguna, aunque sea pequeña, idea nueva.

El Blog de Jaime PereiraMi linea “editorial” seguirá siendo la misma, es decir “El Valor de gestionar con Valores“. No soy ejemplo de nada, pero si tengo ideas muy claras. Necesitamos lugares de trabajo  más humanos, con principios éticos, orientados al bien común, que permitan conjugar simultáneamente “satisfacción en el trabajo y productividad”. Los profesionales de Recursos Humanos, somos los responsables de guiar a los directivos hacia un liderazgo elegante en la Gestión de Personas. La única manera de alcanzar los objetivos de una empresa es a través de las personas. Es esencial tener claros nuestros “Valores”.

He escrito muchos, muchísimos post. Publicado más de doscientas vídeo-entrevistas, pero sobre todo he tenido la enorme suerte de conocer a  gente sana, alegre, profesional… que me han ayudado a descubrir el mundo 2.0. Un ejemplo es Ángel Fernandez Plaza, joven ingeniero, al que tuve la oportunidad de conocer en nuestra aventura #RRHHMad. Ángel ha sido el verdadero autor del nuevo diseño de mi BLOG. Es un gran profesional. Su experiencia y conocimientos le han llevado a abrir tres portales en Internet: PlanetaHuevo ( dónde cuenta sus secretos de wordpress y otras tecnologías), Recomienza ( para ayudar a empresas y particulares a sacar partido a todo lo que nos ofrece Internet) y DoLeague (un software online para organizar campeonatos y eventos deportivos) … tres éxitos avalados con gran numero de visitantes en cada uno de ellos. ¡Que suerte haber podido contar con él!

El Blog, está en una fase “beta” y aún habrá cosas que mejorar, pulir,eliminar… Si veis algún fallo, o queréis darme alguna sugerencia, será muy bienvenida.

A todos los que os habéis suscrito a mi BLOG, si no recibís la oportuna notificación de nuevo “post”, volver a suscribiros o enviarme un correo. Gracias