LA CONTRAREFORMA

Hay mucha gente, más de la que pensamos, que se pregunta ¿Qué hicieron los Sindicatos en los últimos ocho años para ayudar a resolver el problema del paro? La contestación es: nada de nada. Y ahora que un Gobierno, con el respaldo mayoritario otorgado por mucho millones de españoles, quiere afrontar el problema con nuevas iniciativas se echan encima. ¿Por qué? Porque la política y la ideología  se antepone a los intereses de más de cinco millones de personas que buscan de forma desesperada un puesto de trabajo. ¿Qué es mejor un despido de 20 días o que no tengas ninguna opción al despido porque sigues en las listas del Inem? Es muy fácil dar una rueda de prensa delante de cientos de medios utilizando la demagogia y sin aportar ni una sola idea que ayude a resolver de verdad el problema Estos sindicalistas tendría que mentalizarse de que el problema no está en los ocupados sino en los desocupados.

Cuando se observa las reacciones de algunos partidos, llamados de izquierdas, uno se pregunta ¿Qué concepto tienen de la democracia? ¿Es que el actual Gobierno no ha sido elegido por una mayoría absoluta de ciudadanos? ¿Es que los que han votado al Partido Popular no sabían que les esperaban medidas muy duras y de gran sacrificio para todos? El otro día Alberto contador, después de conocer su sentencia en contra, decía que ahora toca «Sacrificio y duro entrenamiento, nuestro único secreto». ¿Podría ser este nuestro secreto para ayudar a los que no tienen la suerte de tener una razón para levantarse cada mañana?

El paro no se arregla con huelgas, ni con manifestaciones, ni con palabras huecas que se las lleva el viento. Tampoco se arregla a la griega, que están dando un ejemplo lamentable. Tampoco se soluciona con movimientos urbanos, tipo 15M, que sin representación de nadie su única táctica es la violencia, el caos, el desorden y la anarquía. No, así no  arreglamos nada. Se arregla poniendo cada uno de nosotros nuestro granito de arena para, siendo más constructivos, ser más solidarios y olvidar las ideologías que tanto daño hacen en situaciones como esta en donde la unidad es más necesaria que nunca. Guardemos las ideologías para otras situaciones, seguro que entonces serán muy necesarias.

La reforma es histórica, porque histórica y dramática es la situación. No es posible ignorar de donde venimos, porque entonces no se entenderán las decisiones ni se valorara adecuadamente las responsabilidades del anterior Gobierno. En los últimos ocho años, a parte de negarse la situación, se han tomado decisiones que han fracasado rotundamente. ¿Te acuerdas, entre otros, de los Planes E? Es hora de probar otras soluciones que, el tiempo y solo el tiempo, nos dirán si fueron las correctas. Sino es así los ciudadanos castigaran al Gobierno retirándole la confianza y en consecuencia los votos. Hablar antes de tiempo solo conduce a generar más crispación y  desconfianza. Y esto no es bueno para nadie pero menos para los que necesitan salir de la pobreza.

Esta reforma no es una revolución pero si que es un buen punto de partida para aliviar situaciones indeseables. Permite una mayor flexibilidad a los que crean puestos de trabajo, que no son otros que los emprendedores/empresarios, tan necesaria para perder ese miedo a cargas que no se puedan sobrellevar. Todos tenemos que entender y aceptar que el concepto de trabajo fijo y para toda la vida ha desaparecido para siempre. Sino cambiamos el modo de pensar no viviremos con los pies en la tierra y seguiremos reclamando lo que ya no es posible reclamar. El primer interesado en crear puestos de trabajo es el propio empresario. Eso sería la mejor señal de que su negocio marcha.

La reforma intenta ser equilibrada, repartiendo cargas y beneficios, avances y recortes, pero no hay de duda que tiene sus favoritos: las pequeñas empresas, los jóvenes, los parados de larga duración. Se trata de una revolución silenciosa, que favorece a los emprendedores, castiga a los oportunistas y busca el bien general a través del beneficio de los individuos.

En definitiva, una reforma valiente, incompleta, histórica, polémica, pero sobre todo está pensada para explorar nuevas vías que nos ayuden a resolver el mayor problema que hoy tiene la sociedad española: el desempleo. Deseo con todo mi corazón que en las próximas elecciones vuelva a ser elegido el mismo partido. Sería la mejor señal para dejar claro que  esta reforma era la que necesitábamos. La contrareforma.

Comentarios

  1. Jaime Pereira dice

    Este mensaje ha sido enviado por una persona que prefiere mantenerse en el anonimato:
    Jaime, me ha gustado mucho tu reflexión, estoy totalmente de acuerdo en mucho puntos. Desde luego hay que cambiar la mentalidad y la cultura de proteger en exceso al “pobre trabajador” dado que al pobre “emprendedor/empresario en apuros” nadie le tiene en cuenta. De todas formas no me gusta el victimismo .Estoy harta de que los medios solo hablen de la cifra X de parados y nadie preste atención a las empresas que se caen, a los autónomos que se caen, a las empresas que se ven abocadas a hacer EREs o despedir, como si fuera un plato de buen gusto… odio a los sindicatos, son los que tú has dicho, deberían extinguirse o reinventarse. Creo que los pequeños empresarios estamos en la sombra, efectivamente no vamos manifestándonos y diciendo bobadas…estamos trabajando para reinventarnos y seguir viviendo. Yo tengo algo muy claro, NO QUIERO CONTRATAR, y este rechazo es por el yugo que puede llegar a ser un empleado (que acabará demandándote si o si, si tuvieses que prescindir de el)), por la carga laboral tan grande que puede suponer en un futuro incierto…ante esto, subcontrato o no contrato. Esta es una situación grave, muy grave a mi entender. Desde luego ahora las cosas se facilitan algo más. No obstante, creo que hay que legislar distinto para las pequeñas empresas que para las grandes. En Alemania decían que para las pequeñas empresas los 2 primeros años de contratación creo que hay despido libre…no sé, hay que pensar más y seguro que salen propuestas mejores para fomentar el empleo o al menos, QUITARNOS EL MIEDO A CONTRATAR, este es el punto clave, no tanto que me están abaratando el despido…. Bueno, mil gracias por todo. Un beso

  2. dice

    Estoy de acuerdo con tus opiniones y entre todas las personas que pensamos así hay que apoyar a quienes son protagonistas de este tiempo que nos toca vivir ¡enhorabuena¡ lo trasmito¡¡ Pilar P

  3. Peregrina. dice

    Será necesaria la Reforma, pero ¡Caramba! Van a despedir a muchas Enfermeras que antes trabajaban aunque sea en precario, por lo pts Recortes de las narices… ¿De qué vamos a comer muchos mientras? ESO ME PREGUNTO AHORA.

  4. Nicolas Forero Bonilla dice

    Jaime, si la perfección existiera diría que es perfecto. Ya está bien de que nos engañen con viejas recetas de el capital y el proletariado. Hoy en día salvo unos pocos, casi todos, tanto autónomos como empleados son simplemete trabajadores bajo un mismo fin, progresar. Efectívammente esta reforma laboral, en principio creo que es buena, pero antes de desacreditarla es necesario comprobarla; ya tendremos tiempo, si no funciona, de retirarla. Un abrazo

  5. dice

    Hola Jaime,
    Me ha gustado mucho tu post. Efectivamente creo que hay que darle un voto de confianza. La reforma es una reforma profunda, y, sin hacer valoraciones prematuras, creo que al menos, esa profundidad era necesaria. Dejando a un lado los aspectos técnicos respecto de su predecesora, creo que esta reforma va a hacer que se pongan todas las cartas sobre la mesa. Un trabajador PROFESIONAL, independientemente del sector en el que se ocupe y más allá del nivel profesional en el que lo haga siempre encontrará salidas, porque la seguridad en su desempeño le hará encontrar una o varias alternativas. Un PROFESIONAL lo es con mayúsculas, cuando trabaja con la tranquilidad que le da su alto rendimiento, y consciente de su valía, sin tener presente la capitalización de la antigüedad pensando en un hipotético despido. Esta reforma ayudará a poner de manifiesto los que se saben PROFESIONALES con mayúsculas de los que lo son con minúsculas. El concepto del puesto de trabajo eterno hace tiempo que se evaporó, ahora la empleabilidad, el reciclarse continuamente, el interés por crecer y reinventarse marcan las características del nuevo PROFESIONAL, y, quien no haga una lectura en esa línea esperará que reforma tras reforma laboral su antigüedad le asegure tranquilidad, cuando en realidad, lo único que asegura el futuro es el esfuerzo, el tesón y la definición de una propuesta de valor inteligente. Creo que esta reforma, además de muchas cosas es una buena noticia para todos los profesionales que se sienten seguros de sí mismos, y que aunque un proceso de reorganización les pueda pillar con el pie cambiado, siempre lucharán por salir adelante y lo harán.
    Encantado de leerte.
    Un abrazo
    Andrés

  6. sergio dice

    Después de leer esto, siento mucha tristeza. España no se merece a gente emprendedora como vosotros; se merece algo más, pero vayamos por partes:

    1º los sindicatos en el comienzo de la crisis (creada por el hambre devorador del capitalismo más voraz) se mantuvieron, como es su deber, expectantes y bajo la batuta de no entrometerse mientras no se vulnerasen los derechos de los trabajadores.

    2º le hicieron una huelga general a Zp (si, ese que no es de los vuestros). Negociaron una reforma (como han hecho otros sindicados con el gobierno en paises Europeos (esos que tanto se os llena la boca de nombrar cuando os interesa) y con resultado de acuerdo, con un personaje que está imputado por apropiación indebida y alguna cosita más.

    3º los sindicatos no están para crear empleo, las empresas crean los puestos de trabajo y el Estado, los sindicatos están para evitar que bajo el argumento de crear empleo volvamos a epocas pasadas. No olvideis que vosotros creais empresas pero el trabajador os da mano de obra, os preguntais como vais a producir sin esa mano de obra? Ya se que que no os gusta, pero es una simbiosis, tan importante una parte como la otra. Después de leer algún comentario más seguro estoy que, los sindicatos, tienen que existir.

    4º Llaman lastre a un trabajador porque cuando ganan dinero se lo gastan o lo invierten (y no siempre en la empresa), pero cuando vienen vacas flacas patada y a la calle…. Bonita mentalidad empresarial; si algún día monto una empresa os quiero a todos como trabajadores míos.

    5º Ese trabajador al que llamais lastre, al que llamais quejica etc etc,. es trabajador y cliente, que compra que consume esos productos que fabricais, esos servicios que vendeis…. ha caído alquien en eso? porque os leo y me da la impresión que no.

    6º Alguien ha dicho que no cree en los sindicatos, que los odia…… yo también podría decir lo mismo al terminar de leerte, empresarios como tú deberían desaparecer y si te leo mucho, llegaría a odiarte. Cómo puede haber tanta disparidad de pensamiento entre unos empresarios y otros…. No te conozco, pero me da la impresión que tú negocio no va muy bien.

    No se que hago escribiendo aquí, pero me considero una persona abierta a muchas cosas, y porque, de vez en cuando, está bien meter la nota discordante en sitios donde, solo parece que, se dan palmadas en la espalda unos a otros.

    • Jaime Pereira dice

      Estimado Ramón,
      Creo que ye te contesté en tu anterior comentario a mi “post” titulado “Una reforma más…”. Me reitero en lo que te dije y te agradezco, nuevamente, tu aportación a mi BLOG que seguro que será valorada por muchos de mis seguidores. Me gustaría conocerte y poder charlar contigo de palabra. Un abrazo, Jaime

  7. Borjamari dice

    Yo me pregunto que seria de algunos si no hubiesen existido despidos de 45 dias, que les han hecho millonarios.
    Tan coherente lo vemos ahora, pero cuando a esos les toco sus carnes…..
    Que gran mentira!

  8. dice

    La cuestión es si la famosa reforma protegerá a los más débiles o si es más de lo mismo… que los más débiles paguen la ineficacia o la avaricia de los poderosos. ¿Es digno un salario mínimo de 640 euros?

  9. Jaime Pereira dice

    El autor de este comentario desea no identificarse por razones obvias…

    Jaime: Me pongo en contacto contigo para manifestarte mi apoyo sobre el ultimo post publicado en tu blog. Estoy de acuerdo con que esta reforma era lamentablemente necesaria. Desde el punto de vista de una persona que se encuentra en una situación difícil en su empresa como tú ya conoces, entiendo que es hora de empujar todos del buque en una misma dirección, en estos momentos no podemos ir los trabajadores por un lado y los empresarios por otro, entre todos tenemos que luchar y sacrificarnos desde nuestro puesto de trabajo (los que todavía tenemos el privilegio de mantenerlo) para sacar esta situación adelante, cuando en una familia hay un problema de nada vale que cada uno mire a su ombligo, hay que unirse y tratar de solucionar el problema juntos. Con respecto al tema sindical lo estoy viviendo en mis propias carnes, cada uno va por su lado, estan totalmente desunidos lo que se deriva en una total desinformación, y sensación de pánico. Se percibe a la empresa como a un enemigo, cuando realmente no debería de ser así, es un aliado, evidentemente se requieren sacrificios, en situaciones complicadas nada es sencillo, y en lo que a mi respecta lo único que no estoy dispuesta a sacrificar es la unidad de mi familia, además soy de la opinión de que las situaciones difíciles son las que producen las mejores soluciones, y refuerzan los valores y los cimientos. Un Ejemplo: yo siempre he opinado que un problema con un cliente es una via de fidelización porque es muy sencillo tener a alguien contento cuando todo va bien, pero cuando existe un problema y lo solucionas eso quiere decir que respondes, aunque, esa solución exiga un no por parte de la empresa o un sacrificio por parte del cliente…, o por ambas partes.
    En cualquier caso aprovecho la ocasión para indicarte que sigo echando de menos un plan de protección a la familia, organismo imprescindible y pilar de esta sociedad. Sigue faltando un plan educativo con entidad, no se dan cuenta que el barro con el que moldeamos las anforas de hoy, será las jarras que soporten el día de mañana el agua que nos dará de beber, y si esa jarra contiene grietas se diluirá y nada podrá calmar nuestra sed, entonces nos acordaremos de los sacrificios de gente como yo que un día dicidieron formar una familia numerosa…, y los que ahora somos considerados “bichos raros” seremos los que conseguiremos mantener lo que solemos llamar “estado de bienestar”.

    En fin…. en mi empresa sigue todo igual, con miedo, pero tenemos que mantener la serenidad, y no cegarnos por la incertidumbre, cuando llegue el turno, que llegará, intentare luchar por mi puesto de trabajo, y estoy convencida de que lo conseguiré porque tengo una razón muy clara y rotunda, el futuro de mis hijos.

  10. José Ortega dice

    Miedo y escalofríos he sentido cuando he leído este articulo. Es la propaganda capitalista más descarada y corrupta que he visto en mucho tiempo. Las medidas tomadas por el gobierno son medidas que asfixian más a un país, una reforma laboral sin precedentes que impone un modelo futuro en el que el trabajador posea menos derechos ante las grades corporaciones. Atacáis al 15M cuando es un movimiento legitimo del pueblo que ha traspasado las fronteras nacionales y que se ha hecho eco en el mundo entero generando replicas de igual o superior magnitud.

    Las consecuencias de esta reforma y de las que quedan por venir no harán más que asfixiar a las clases bajas y enriquecer aún mas a la clase alta. De que nos sirve abaratar el despido y favorecer la contratación si los bancos prefieren invertir en deuda soberana antes que prestar dinero a las PYMES o particulares.

    España ha vivido por encima de sus necesidades porque políticos como los actuales o como los anteriores han bailado al ritmo que los bancos han marcado y ahora los ciudadanos somos los que cargamos con rescates multimillonarios y sufrimos reformas que eliminan cada vez más los pocos derechos que poseíamos.

    Pero la mayoría de los que aquí leo veo que solo leéis superficialmente y no vais al epicentro del problema. Solo hay que observar la relación entre los gráficos históricos de oferta monetaria y la deuda generada en los países, graficas que presentan un crecimiento exponencial hasta que de repente el BCE (banco privado por cierto) a dejado de emitir dinero para que países como España busquemos liquido a unos intereses dantescos y nos endeudemos más y más y dependamos de bancos para reflotar nuestra maltrecha economía. Banqueros de GOLDMAN SACHS colocados como Presidentes en Grecia e Italia a fuerza de mercado y un ministro de Economía Español EX-LEHMAN BROTHERS.¿No os dais cuenta? Lo han conseguido, ahora los mercados son los que mandan en los países de occidente y el pueblo cada vez tiene menos voz y voto. Y esto hermanos, aunque duela creerlo, ha sido un minucioso complot que hasta ahora esta dando sus resultados y que nos a cerca a un futuro incierto en el que mucho me temo que nuestros hijos y generaciones venideras las van a pasar canutas.

    El sistema esta corrupto y podrido. Nos están convirtiendo en maquinas de trabajo para grandes corporaciones mientras la Televisión contamina y mal educa a nuestros hijos para que el día de mañana sean borregos sin inquietudes y sin ilusiones convirtiéndolos en títeres de unos pocos que seguirán manejando el mundo a sus anchas.

    Malos tiempos los que se avecinan.

    Suerte a todos.

    • Nicolas Forero Bonilla dice

      Estimado Sr. Ortega: ¿de verdad se cree vd. lo que dice, o es solo por escribir algo?. Está pensando en una sociedad de los años 60 o 70 y le recuerdo que estamos en el 2.012. Hoy no vale el vocablo Capital y Proletario, eso ya pasó hace muchos años. Hoy solo existen mayoritariamente unos señores con conocimiento y voluntad suficiente para crear una empresa, jugarse todo su patrimonio con ella, contratar a algún trabajador, si tienen un poco de suerte y trabajan como asnos puede ser que obtengan algún beneficio, pero si se les pone mal la cosa pueden perder hasta su casa, si es que la tienen. A estos hombres y mujeres emprendedoras, vd. les llama capitalistas y no ve que con esta reforma laboral podrán, no hoy sino dentro de algún tiempo y por estas bases implantadas hoy, poder vivir honestamente, contratar más empleados y hacer una España mejor que la que nos proponía el PSOE. Estudie vd. que estos hombres/mujeres representan el 90 % del tejido empresarial español. Por todo esto le digo que no estoy de acuerdo con su filosofía y su comprensión de esta nueva etapa que, gracias a Dios, nos ha tocado vivir.

      • José Ortega dice

        Gracias Nicolás por su respuesta,

        Quizás no me haya expresado de forma muy clara, pero agradezco tu critica para de alguna forma dar una mejor explicación de lo que usted llama “mi filosofía”.

        Ser emprendedor es algo que no solo respeto, si no que forma parte de mi filosofía de vida. He intentado en dos ocasiones crear diferentes negocios pero en ambas ocasiones me ha sido imposible puesto que no dispongo de patrimonio ni más dinero del que cobro al mes para poder llevarlas a cabo. No obstante considero que ser emprendedor es algo con lo que se nace y se que tarde o temprano podré llevar a cabo alguna de estas ideas que rondan mi cabeza constantemente.

        Según leo sus palabras vuelvo a darme cuenta de que están politizadas y son ajenas a la realidad de la sociedad en que hoy vivimos, y es que estas reformas que se han llevado hoy a cabo son consecuencia de una gestión patética de políticos que hemos tenido los últimos 20 años. En ningún momento he querido posicionarme políticamente, y a usted le ha faltado tiempo para hacerlo. PSOE y PP tiene dirigentes en sus filas que han estafado, robado, prevaricado y que son artífices de la mayor y más patética gestión económica vista desde el principio de la democracia en este país y que han provocado un colapso inmobiliario de tamañas dimensiones que ha provocado que millones de personas formen hoy parte de la inmensa lista del INEM . Usted alaba hoy las medidas de un gobierno que ha engañado a los españoles a base de robar dinero al inmueble Español del Futuro y que no invirtieron ni un mísero duro en I+D ni en mejorar la Educación de este país prefiriendo mal gastar nuestros impuestos en proyectos que de arranque un estudiante de empresariales sabría decirle que NO SERÍAN RENTABLES . Pasado esto y con 5 millones de parados viene usted a decirme que aplauda las reformas que estos políticos nos imponen…….No me río por no faltarle al respeto.

        Me llamarán idealista, antisistema incluso algunos loco, pero yo creo que nos merecemos algo mucho mejor, yo creo que estos señores sin vergüenzas que tenemos por políticos deben desaparecer de nuestra vista y dar entrada a nuevos partidos que oxigenen esta mal oliente política Española. Quiero que sean los gobiernos los que manden sobre los bancos y no al revés, y quiero que tanto emprendedores como trabajadores tengan un sueldo justo y unas condiciones laborales decentes, y hasta que no consigamos esto seguiré criticando a cualquiera que este arriba y no haga más que poner parches a este sistema en evidente decadencia.

        Al igual que me ha recomendado estudiar los % de hombres y mujeres que componen el tejido empresarial Español, lo cual por cierto se puede leer en cualquier diario desde que entro la crisis, yo le invito a que empiece a conectar uno tras otro a los políticos que hemos tenido en los últimos 10 años y sus contactos con la banca y las grandes corporaciones y luego relacione las medidas políticas que se han tomado años atrás y también hoy dia las cuales no han hecho más que favorecer los intereses de estas MEGACORPORACIONES o BANCOS a consta de que todos seamos un poco más pobres. Le aseguro que se sorprenderá y que es muy probable que todo empiece a verlo de un modo muy diferente.

        Espero que entienda mejor ahora que mi mensaje está bastante por encima de lo que usted ha entendido.

        Un cordial saludo.

        • Nicolas Forero Bonilla dice

          Estimado sr. Ortega. perfecto ahora le entiendo mucho mejor y creo, como vd., que efctívamente en todos los partidos políticos que nos han gobernado han existido sinverguenzas que nos han robado. Debo especificar que en uno menos que en otro, en el uno han sido estúpidos ladronzuelos y en el otro unos profesionales de miedo. Pero no hablemos de partidos políticos, digamos que estoy de acuerdo con vd. en el fondo, pero para llegar a ese fondo es necesario que se realicen acciones que preparen un colchón para un futuro, creo que no muy lejano, en el que, como vd. dice, el trabajador y el empresario tengan cada uno sus derechos y también sus obligaciones. Yo he querido manifestar en mi réplica a su escrito, que lo que se haga en materia de regular a las empresas debe servir para aumentar la competitividad de las mismas en el mercado nacional e internacional y que con ello se avive la necesidad de contratar al trabajador. He dicho trabajador, pues vd. sabe y de muy reciente que a más de 2.000 trabajadores vs sinverguenzas, cuando en Madrid les disminuían sueldo por larga enfermedad, se han presentado todos a su tarea diaria, y había creo recordar uno que .llevaba dos años sin aparecer por el ente público en el que trabajaba. Esto nos lleva a que sinverguenzas hay en todos los sitios. Y es por esto que nunca atacaré ni ha empresarios ni a trabajadores porque “en todas casa cuecen habas…..” y además los necesitamos a los dos gremios. Lo que si que no necesitamos es a los sindicatos ni a la patronal que es otro sindicato, los cuales nos despluman y ninguno defiende a nadie. Saludos y repito mi gratitud por contestar a mi misiva. Un abrazo

      • dice

        el mercado ha estimulado nuevas formas de competencia entre los estados con el fin de atraer centros productivos de empresas extranjeras, adoptando diversas medidas, como una fiscalidad favorable y la falta de reglamentación del mundo del trabajo. Estos procesos han llevado a la reducción de la red de seguridad social a cambio de la búsqueda de mayores ventajas competitivas en el mercado global, con grave peligro para los derechos de los trabajadores, para los derechos fundamentales del hombre y para la solidaridad en las tradicionales formas del Estado social. Los sistemas de seguridad social pueden perder la capacidad de cumplir su tarea, tanto en los países pobres, como en los emergentes, e incluso en los ya desarrollados desde hace tiempo.

        En este punto, las políticas de balance, con los recortes al gasto social, con frecuencia promovidos también por las instituciones financieras internacionales, pueden dejar a los ciudadanos impotentes ante riesgos antiguos y nuevos; dicha impotencia aumenta por la falta de protección eficaz por parte de las asociaciones de los trabajadores. El conjunto de los cambios sociales y económicos hace que las organizaciones sindicales tengan mayores dificultades para desarrollar su tarea de representación de los intereses de los trabajadores, también porque los gobiernos, por razones de utilidad económica, limitan a menudo las libertades sindicales o la capacidad de negociación de los sindicatos mismos. Las redes de solidaridad tradicionales se ven obligadas a superar mayores obstáculos. Por tanto, la invitación de la doctrina social de la Iglesia, empezando por la Rerum novarum [60], a dar vida a asociaciones de trabajadores para defender sus propios derechos ha de ser respetada, hoy más que ayer, dando ante todo una respuesta pronta y de altas miras a la urgencia de establecer nuevas sinergias en el ámbito internacional y local. Benedicto XVI.

  11. Jose Ortega dice

    Gracias Nicolás,

    El pueblo debe ser gobernado y educado conforme a unos principios. No vamos a ninguna parte si el gobierno no es un ejemplo de pulcritud, seriedad y buen hacer. Partiendo de que en España nos falla esa base, es muy lógico pensar que este sistema genera un gran % de vagos, incultos y ladrones. Por lo tanto mi golpe debe ir hacia arriba y no hacia abajo. El % del pueblo formado vagos, ladrones e incultos es una consecuencia y la causa es una mala educación, y unos valores incorrectos, en definitiva, la causa es el gobierno.

    Saludos

  12. dice

    Las medidas que acaba de aprobar el Gobierno y que vienen a modificar los derechos y obligaciones de empresas y trabajadores, en realidad tan solo suprimen o recortan derechos de los trabajadores. Se habrá perdido por ello el equilibrio en que se basa toda rama del Derecho. De hecho, eso es lo que se pretendía, porque ¿qué significa sino “flexibilizar” y “desregular” las relaciones laborales? El Derecho del Trabajo era, hasta ahora, un conjunto de normas que disciplinaban aquellas relaciones, que ahora quedan sin regular o que pierden su valor. Por consiguiente, se está transfiriendo la fuerza del Derecho desde el código jurídico a las manos del más poderoso

  13. dice

    Algunas cosas:

    “¿Qué hicieron los Sindicatos en los últimos ocho años para ayudar a resolver el problema del paro?”
    Nada, porque no es su deber. Su deber es velar por la defensa de los derechos de los trabajadores, y no la creación de empleo.

    “Y ahora que un Gobierno, con el respaldo mayoritario otorgado por mucho millones de españoles, quiere afrontar el problema con nuevas iniciativas se echan encima.”
    Vuelve usted a confundir el ganar unas elecciones con suprimir la libertad de expresión. El que el Gobierno tenga o no mayoría absoluta no es impedimento para expresar disconformidad con sus decisiones, del mismo modo que nadie impidió a la oposición al anterior gobierno manifestar su desacuerdo como les pareció bien.

    “¿Qué es mejor un despido de 20 días o que no tengas ninguna opción al despido porque sigues en las listas del Inem?”
    Esa es una comparación falaz, porque no son opciones excluyentes y no están relacionadas. No se trata de “despido gratis o paro para todos”, y es muy demagógico presentarlo así.

    “Es muy fácil dar una rueda de prensa delante de cientos de medios utilizando la demagogia y sin aportar ni una sola idea que ayude a resolver de verdad el problema.”
    Ya ve si es fácil que se pueden ganar unas elecciones generales así, como evidencia Rajoy, que no dijo nada de nada ni antes ni después.

    “¿Qué concepto tienen de la democracia? ¿Es que el actual Gobierno no ha sido elegido por una mayoría absoluta de ciudadanos?”
    Un concepto más preciso que el de usted, al negar a los ciudadanos su derecho a la expresión.

    “¿Es que los que han votado al Partido Popular no sabían que les esperaban medidas muy duras y de gran sacrificio para todos?”
    Probablemente no, porque el PP no habló de medidas sino de milagros como crear 3 millones de empleos en 2 días, que eso sí, prometer es gratis.

    “Tampoco se arregla a la griega, que están dando un ejemplo lamentable.”
    A los islandeses no les va mal encarcelando a políticos y banqueros responsables de su quiebra.

    “Tampoco se soluciona con movimientos urbanos, tipo 15M, que sin representación de nadie su única táctica es la violencia, el caos, el desorden y la anarquía.”
    Eso es, simplemente, falso.

    “El primer interesado en crear puestos de trabajo es el propio empresario. Eso sería la mejor señal de que su negocio marcha.”
    En absoluto.

    Yo tengo dos empresas de consultoría, y la señal de que van bien es la facturación. No quiero ni necesito contratar a más personas. Y como yo, la mayoría de empresarios en este país.

    “La reforma intenta ser equilibrada, repartiendo cargas y beneficios, avances y recortes, pero no hay de duda que tiene sus favoritos: las pequeñas empresas, los jóvenes, los parados de larga duración. ”
    Pretender que el nuevo contrato Rajoy favorece a los jóvenes es increíble,

    • dice

      Efectivamente, el papel de los sindicatos no es crear empleo, sino defender el salario digno de los trabajadores y el papel del Estado es defender a los más débiles, pues “la gente rica, protegida por sus propios recursos, necesita menos de la tutela pública, la clase humilde, por el contrario, carente de todo recurso, se confía principalmente al patrocinio del Estado. Éste deberá, por consiguiente, rodear de singulares cuidados y providencia a los asalariados, que se cuentan entre la muchedumbre desvalida” (“Rerum novarum”, 29).

Trackbacks

Deja un comentario