Carta a mi amigo del PP

Querido Iñaki, 

Lo primero decirte que te admiro y respeto y dentro de ese respeto déjame que te explique algunas cosas, de esta forma tu y yo nos entenderemos mejor. 

Yo he sido votante, nunca afiliado, del Partido Popular desde los tiempos de Alianza Popular. Siempre di mi confianza a los “Populares” hasta que el Gobierno de Mariano Rajoy me obligó a decir ¡Basta! Es cierto que en las últimas elecciones iba, como muchos españoles, a votar con la “nariz tapada”. Lo hacía por lo del voto útil, pero que luego se demostraba que era inútil. 

En el momento que tomé la decisión de no volver a votar al Partido Popular, me quedé un poco huérfano, políticamente hablando. Hasta el punto de que me planteé el no volver a votar. Pero un día me dije, eso es de ciudadanos inmaduros, cobardes… Tengo que buscar algún partido o alternativa ciudadana que defienda mis ideas. Y mira por donde, me encontré con un amigo que me habló de VOX. Entré en su página web, muy “cutre” en esa época, y leí su ideario. Me dije, ya está, encontré a mi partido, y ¿sabes lo que más me convenció? que me di cuenta de que yo no defendía las ideas de VOX, sino que era VOX quien defendía las mías.  

Me invitaron a la primera gran jornada de Vistalegre I, allí pude conocer a los grandes líderes del partido: Santiago Abascal, Javier Ortega, Rocío Monasterio, Iván Espinosa, Ortega Lara y a tantos más. Me impresionó ver esa plaza rebosante hasta la bandera, llena de gente de todo tipo: jóvenes, mayores, mujeres, hombres, gente trabajadora, profesionales… todos unidos con un solo objetivo: el bien de España. 

Al salir de ese multitudinario mitin me dije, Jaime hay que dar la batalla cultural, hay que luchar contra un pensamiento único que se está apoderando de la sociedad con argumentos demagógicos y engañosos. Y lo malo no es eso, lo malo es que la gente se deja llevar… Los medios de comunicación están apoyando todo un mensaje globalista, para mi muy peligroso. Y con esa inquietud me afilie al partido. Una vez dentro solicité colaborar como voluntario, y desde hace año y medio formo parte del equipo de la Vicesecretaria General de Formación. ¡Trabajo apasionante! Otro día te lo contaré… 

Pero ¿por qué me desilusionó el Partido Popular hasta el punto de no volverle a votar más? Muy sencillo. En primer lugar, porque los “populares” estaban perdiendo los valores por el camino. Temas para mi cruciales como el aborto, el matrimonio homosexual, el feminismo, la ideología de género, la violencia intrafamiliar, el apoyo a los movimientos LGTBI, la corrupción…  

Sirvan como muestra estos dos ejemplos. Con mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados fueron incapaces de derogar el aborto, hasta tal punto que fulminaron a Alberto Ruiz Gallardón por su proyecto de ley sobre el tema. Presentan un recurso de inconstitucionalidad ante el TC sobre el matrimonio homosexual y luego asiste la cúpula del partido en pleno a la “boda” de Javier Maroto con José Manuel Rodríguez, y que conste que no tengo nada que objetar de la unión de Javier y Manuel, son muy libres de hacer lo que consideren oportuno, lo que quiero es resaltar la incongruencia del PP. 

La lista de tropelías es bastante larga (entrega de La Sexta, La Cuatro, Telecinco) y no quiero aburrirte, pero si quiero decirte que la gota que colmó el vaso fue la actitud de Mariano Rajoy en la moción de censura planteada por Pedro Sánchez con el apoyo de todos los enemigos de España. El día que se fue a tomar un Whisky dejando a todos sus votantes abandonados fue la clave para mí y para casi tres millones de españoles. 

El noventa por ciento de los votantes de VOX, eran votantes del PP. ¿Te has preguntado, porque esa huida de votos masiva? Es una pregunta a la que los populares todavía no han dado respuesta.  

Ahora me dices ¿Qué hay votantes de VOX que no han entendido la “Abstención” en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia? Lógico, aquí no imponemos a la gente la forma de pensar. Somos libres, pero tenemos valores y principios que son los que dan vida y coherencia al partido.  Pero además es mentira que VOX haya aprobado el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno como los medios afirman sin ningún pudor ni respeto a la verdad.

Tampoco entendieron muchísimos “Peperos” el ataque de Casado a Abascal en la Moción de Censura, votando con el PSOE y toda la morralla comunista, terrorista, independentista. Normal, no hay por qué estar de acuerdo en todo. 

Lo que sí es preocupante es que Pablo Casado compare a Arnaldo Otegui con Santiago Abascal. Esto demuestra que habéis perdido el rumbo y ya no sabéis quien es vuestro enemigo. En VOX tenemos muy claro que el PP es un competidor, pero nunca un enemigo. Nuestro enemigo es el Gobierno Social Comunista y toda la carroña que le acompaña en ese maldito gabinete. 

Iñaki, me dices que VOX ha divido a la derecha y que eso va a perpetuar al Gobierno Frankenstein en el poder. Esto, aparte de ser mentira es una acusación infundada porque los que habéis divido a la derecha habéis sido vosotros. Si no hubierais perdido vuestra identidad por el camino, seguramente VOX no existiría. Por lo tanto, no arrojéis balones fuera… 

Querido Iñaki, termino como empecé, gracias por haberme escrito. Tu carta me ha servido para recordar mi historia. De cómo dejé tu partido para pasar a otro con principios, valores, ideas claras… VOX sólo trabaja por España y por los españoles. Tiene principios irrenunciables y cada día más adeptos. Cada vez que nos atacan en los medios, al día siguiente hay más gente llamando para afiliarse. 

Me dejo muchas, muchísimas cosas en el tintero, pero no me quiero alargar mas. Espero que una vez pase la pandemia nos podamos beber juntos una “Estrella de Galicia” y charlar como dos buenos amigos.

Un abrazo, Jaime 

P.D: En plena campaña electoral catalana, para las elecciones del 14F, nos han censurado la cuenta de Twitter, no tenemos apoyo en ningún medio, nos apedrean e insultan en los mítines, en los debates nos ignoran como si fuéramos delincuentes, pero con todo vamos a entrar en El Parlamento Catalán y desde allí trabajaremos para llevar nuestro mensaje, que será el mensaje de los muchos catalanes que nos van a votar y esperan mucho de nosotros.