Después del debate, tu voto vale oro

En mi último post te di mi versión de como veía yo a los partidos que forman el Frente Popular Social Comunista. La verdad es que no era para tirar cohetes al aire, mas bien todo lo contrario. Son partidos destructivos. No aportan nada más que sectarismo, corrupción y división. Estamos viendo lo que pasa a nivel nacional.

Intento de asalto, parado por la UE, al poder judicial. Gestión de una crisis sanitaria desastrosa, con más de 100.000 muertos. Acercamiento de etarras condenados a miles de años de cárcel a las prisiones vascas, con transferencia de las competencias penitenciarias, con lo que los asesinos de casi 1.000 personas pronto los podremos ver tomarse un chacolí en la taberna donde planificaban sus atentados. Subvenciones a empresas Bolivarianas sin justificación alguna como los 53 millones adjudicados a Plus Ultra la compañía “del avión”.

La generosa dotación de 50 millones de euros al “niño” (léase Iñigo Errejón) para que estudie la viabilidad de acortar la jornada laboral a 35 horas. Uff… si me hubieran dado esa cantidad de dinero cuando yo trabajaba en la empresa privada… ¡Lo que habría hecho! ¿Sigo? No hace falta ¿verdad?

Después del debate de ayer en Telemadrid (cadena tomada por la izquierda), las cosas se van viendo con más claridad. El no inicial de Pedro Sanchez, perdón de Ángel Gabilondo, a pactar con el Marqués de Galapagar, ayer quedó rectificado, como es costumbre en este presidente, y ahora si. “Pablo tenemos 12 días para ganar las elecciones“. Bueno, al menos esta vez los votantes del PSOE ya saben que votan no a Gabilondo sino al Marqués. Una duda menos…

Según el diario El Mundo, nada afín a VOX, dijo “La representante de Vox hizo el debate más bronco, punzante y retador de todos. Necesitaba distanciarse de Ayuso para demostrar la utilidad de su partido frente al PP. Y lo consiguió en el fondo y en la forma, ya que echó mano de los argumentos más agresivos de Vox. Confrontó con todos los candidatos, incluida la presidenta de la Comunidad. Y mostró carteles impactantes, como el que detalla que durante cada capítulo de una serie de Netflix que «Pablo Iglesias veía cómodamente en Galapagar» morían 30 personas por Covid. En ocasiones pareció la muleta de Ayuso, ya que respondió a los representantes de la izquierda cuando atacaban a la candidata del PP”.

No comento la intervención de Ángel Gabilondo porque todo el mundo lo pudo ver. Parecía un jesuita recién (con perdón de la honorable Compañía de Jesús) salido del noviciado y que de repente se encuentra en medio del mundo perdido, desorientado sin saber ni de donde viene ni a donde va… citó algo sobre el cristianismo como recuerdo a lo que había oído en el convento. El que vote a este pobre profesor tiene que tener unas tragaderas muy grandes…

El Marques de Galapagar, siempre en su papel. Es buen actor. Le dan el guion y el sabe interpretarlo, el problema es que interpreta una obra aburrida, sosa, sin argumento y que todo el mundo se imagina el final. Ese minuto de oro que hace con tanta teatralidad intentando llegar a la fibra sensible del espectador. Le preparan todo el argumentario para que solo tenga que leer. La Constitución para el es todo, menos para respetar al Jefe del Estado y a la Justicia. En definitiva un vendedor de sueños.

Lo más gracioso de la noche fue el papel del Abogado del Estado, ese hombre que parece un tunecino, con una media barba sin cuajar, cuya única misión era vender algo que no existe. Vender el “centro”, esa palabra mágica que vende, pero que no convence. Obsesionado con VOX, no fue capaz de convencernos de algo que es dificil de explicar, el porque se “automocionó” su partido en Murcia. Si, porque explicar que presentas una moción contra el gobierno del que formas parte es bastante complicado de hacer entender. Lleva, según él, 30 años al servicio de la sociedad española, y lo mejor que podía hacer es reincorporase a la abogacía del estado, que seguro que eso si lo hará muy bien. Edmundo Val tiene pinta de ser un buen profesional.

La falsa doctora, Mónica García, a parte de copiarle el modelito a Isabel Diaz Ayuso, no hizo otra cosa que demostrar que es una activa sindicalista del sector de la sanidad. De esas mujeres que no están pensando en como ser mejor profesional, sino en como ser mejor activista. Es una reconocida agitadora del movimiento de las “Batas Blancas”. Dice que es anestesista, pero de las que anestesian el cerebro de los que trabajan con ella. Después del ataque furibundo que hizo de los hombres, si hay algún macho que la vote es que es un calzonazos.

Según todas las encuestas Isabel Diaz Ayuso ganó por goleada y si esto sirve para que el Frente Popular no entre a gobernar la Comunidad de Madrid, bienvenida sea la goleada. Pero la pregunta que se plantean muchos votantes es ¿Necesitara de VOX para alcanzar la mayoría que le garantice la Presidencia? Parece que todas las encuestas diagnostican que si. Entonces se nos presenta otro interrogante ¿Estaría dispuesta la formación de Santiago Abascal a dar sus votos a la candidata del Partido Popular? Por parte de VOX la respuesta ha sido muy clara y rotunda: “estaremos dispuestos a hacer lo que sea para que no gobierne la izquierda marxista en Madrid“. Pero ahora viene la pregunta final, la del millón ¿estaría dispuesto el PP a gobernar con VOX? Esta es la duda. En la actualidad Pablo Casado tiene tanto odio a Santiago Abascal que puede echar por tierra todo.

Hay gente que plantea otra alternativa que dejo a tu consideración para que tu mismo te hagas tu composición de lugar: Si el PP saca muchos más escaños que VOX, el PP podría gobernar en solitario. El PSOE se abstendría en Madrid para que Isabel Diaz Ayuso no necesite a VOX, y Pablo Casado le devolvería el favor absteniéndose en el gobierno de la nación para que Pedro Sánchez no necesite a Podemos, ambos bajo el pretexto de “evitar los populismos”.

¿Te parece una alternativa descabellada? Todo es posible. Por eso te digo que el 4 de mayo nos jugamos mucho. Te repito lo que ya dije en algún otro post, si eres del Partido Popular y estás convencido de que es tu opción, vota a Isabel Diaz Ayuso, pero si has votado anteriormente a VOX vuelve a hacerlo, será la única manera de que no nos traigan el comunismo a Madrid. Si no has votado antes a VOX, esta puede ser tu oportunidad. Su campaña no esta llena de falsas promesas. Es un programa corto, sencillo, tan solo diez puntos, pero con mucho contenido. Todo se centra en hacer de Madrid una ciudad segura, libre, prospera, con menos presión fiscal, amigable, sana y divertida. ¿Se puede pedir más? Por eso el slogan de VOX en esta campaña es “Protege Madrid”.

Una última recomendación: Me acaban de avisar, de que han falsificado papeletas , que están enviando y haciendo buzoneo , en las que han incluido candidatos equivocados, y serían NULAS si se utilizan. Comprueba las que utilices. Hoy ya nadie se puede fiar de este gobierno.