¿Diferencias entre Globalización y Globalismo?

El otro día asistí a una conferencia que impartió un amigo mío, Ingeniero y Economista, con una enorme reputación profesional, colaborador habitual de importantes publicaciones económicas y profesor de una prestigiosa Business School… Habló sobre la ya famosa Agenda 2030, esa que se ha convertido en religión para una inmensa mayoría de personas, que ni si quiera saben de que va… porque ni la han leído ni la van a leer.

Después de escuchar la estupenda exposición me quedaba alguna duda, en especial saber cual era la diferencia entre “Globalización” y “Globalismo”. Aunque, mas o menos intuía la diferencia, prefería alguna aclaración.

Mi amigo me contestó a vuelta de correo, tal vez sin pararse a supervisar lo escrito, lo que le hubiera gustado hacer con más detalle, pero hoy la rapidez se ha convertido en una necesidad… con las siguientes palabras, todo ello por WhatsApp… Aquí te lo dejo por si te puede ser de utilidad:

“Jaime, cuando se habla de globalización se hace referencia a un proceso deseable de carácter económico, por eso se entiende como globalización económica, mientras que globalismo es un proceso, para nosotros perverso, que conlleva una globalización y difuminación de las fronteras políticas y demás temas que hemos visto recogidos en la Agenda 2030.


La globalización económica conlleva libertad de movimientos de personas y mercancías, libre comercio y mínimos o nulos aranceles, lo que permite que puedas comprar por un euro unos vaqueros en Primark. Todos nos beneficiamos como consumidores, de la globalización porque tenemos acceso a productos y servicios con precios muy competitivos porque, teóricamente se fomenta la competencia entre naciones ya que cada una se especializa en aquello que produce más eficientemente. Esta globalización es mayor en la medida en que los Estados intervienen menos en la economía (algo que no ocurre, sino lo contrario), pero el efecto es que vas a cualquier parte del mundo y tienes muchos de los productos o servicios que tienes en tu país, por ejemplo un McDonalds o por ejemplo el uso de ZOOM para teletrabajar o Windows, eso es consecuencia de la globalización. Otro tema es las condiciones de trabajo de los países donde se fabrican estos productos.


El globalismo es similar pero promovido por políticos y élites mundiales que buscan gestionar los problemas del mundo desde una perspectiva mundial, por tanto, que las decisiones sobre las personas transciendan más allá de sus fronteras y soberanías y, para eso, necesitan armonizar y uniformizar todo, por lo que el concepto de frontera y el de nación tiene que desaparecer así como los valores sobre los que se sustentan.

Por eso, la lucha está entre los globalistas y los patriotas, unos quieren gobernar el mundo y si les dejas el Universo desde una entidad supranacional y superestelar dirigida por individuos que nadie ha elegido, al menos los ciudadanos NO, pero que buscan mover los hilos del mundo e incluso que pensemos como ellos dictan, independientemente de las necesidades específicas o deseos de cada pueblo.


El experimento de globalismo más evidente es la Unión Europea, donde se busca no sólo la libertad de movimientos de personas y mercancías dentro de la UE sino una misma moneda, una misma política fiscal (estamos en proceso) y por último, la unión política, que en la práctica ya casi la tienen conseguida porque estamos endeudados hasta las trancas y con déficit elevado por lo que si quieres dinero de los fondos tienes que hacer lo que yo te diga en tu país (reforma de pensiones, mercado de trabajo, …..) es decir, unos hombres de negro encubiertos que son los que deciden lo que se hace en un país de la UE independientemente de lo que hayan votado los ciudadanos. Y nos suben la luz por decisión política, y nos van a prohibir los vuelos domésticos y lo que quieran, eso sí, a fuego lento, como la rana. Por esa razón, salió el Brexit y eso ha supuesto un pequeño freno para los globalistas.

Si todo esto, en vez de en Europa, lo llevas a nivel mundial, ahí tienes el globalismo al que hay que unir, no sólo los intereses políticos (que son de poder) sino los de las grandes corporaciones que hacen una simbiosis perfecta con el Estado (el SupraEstado Mundial) gracias al cual (por las leyes que se dictan) ganan mucho dinero porque debemos consumir lo que ellos venden (por ejemplo, carne artificial) y, a cambio, son fuentes generadoras de ingresos para el Estado y de información sobre el comportamiento de los individuos para que el Estado pueda determinar quienes son buenos y malos ciudadanos y actuar en consecuencia.


De hecho, muchos globalistas culpan a la globalización (y el capitalismo inherente) de los problemas y desigualdades del mundo, el origen de las crisis, guerras, pobreza y de la necesidad de inmigración, sin darse cuenta conscientemente de que la globalización ha hecho que el PIB mundial haya crecido y siga haciéndolo y que vivamos mucho mejor.


En fin, globalización es un fenómeno bueno y deseable para los ciudadanos por su carácter económico mientras que globalismo es malo y antagónico al anterior por su enfoque político, porque nos deshumaniza y nos desarraiga de nuestros orígenes e idiosincrasia, vamos como en muchas películas futuristas donde todo el mundo parece un zombie o un robot en sus comportamientos, no se cuestiona nada y se es feliz, aparentemente, porque no conoces lo que hay fuera del muro que nos quieren construir. Pierdes lo más valioso del ser humano, la libertad.


En esencia, el globalismo conlleva colectivismo, intervención supraestatal y que las naciones se conviertan en protectorados o simples franquicias donde no pueden tomar decisiones. Es decir, neomarxismo o neocomunismo mal llamado capitalismo de estado, como en China.”

Recomiendo ver la película “El Dador de Recuerdos” en donde se refleja algo de lo que aquí se expone.

Gracias VOX, ¡que haríamos sin ti…!

La historia de VOX es una historia de éxito. Paso a paso. Cada convocatoria electoral es un peldaño más arriba. Algunos dicen que ha tocado techo. No tienen ni idea. Hay mucha gente trabajando para hacer de VOX el partido mas querido. No falla. No engaña. No distorsiona. Siempre con su programa por delante, diciendo verdades como puños, verdades que escuecen, que duelen, pero sin renunciar nunca a unos principios y valores que son los que dan sentido a su existencia. Son los valores de nuestros simpatizantes, afiliados, voluntarios y votantes. ¡Cuanta gente buena!

Gracias a VOX, se sentaron en el banquillo de los acusados los golpistas sediciosos de Cataluña. El Tribunal Supremo, despues de largas jornadas, les perdonó el delito de “golpismo”, pero les declaró culpables de “sedición”. Ahora el Sanchismo los pone en libertad porque necesita su apoyo para seguir cambiando el sistema desde La Moncloa. Pedro Sanchez utilizara a cualquier organización, persona o grupo que le mantenga en el poder aunque ponga en peligro la unidad y estabilidad de España. No tiene ningún tipo de moral política y es la persona mas antiética del panorama del social español. Sus mentiras se han convertido en dogmas para la izquierda radical.

Gracias a VOX, el Pleno del Tribunal Constitucional  declaró, aunque ya tarde, la inconstitucionalidad y la nulidad de la disposición incluida en el real de decreto de medidas económicas para hacer frente al covid 19 que se aprobó entonces, de una cláusula que «blindó» la presencia del entonces vicepresidente segundo Pablo Iglesias en la comisión parlamentaria que controla el Centro Nacional de Inteligencia.

Gracias a VOX, el Gobierno Social Comunista ha sufrido el mayor varapalo de la democracia al haber declarado el Tribunal Constitucional la ilegalidad del “Estado de Alarma”. Hay que advertir que dos de los cinco magistrados que votaron en contra de la sentencia eran del sector conservador y que la magistrada que decidió con su voto la inconstitucionalidad era del sector progresista. Esto da un equilibrio a la sentencia que evita cualquier discusión. Esta sentencia debería haber provocado la dimisión del Presidente del Gobierno, pero…

Son solo tres pinceladas de lo que VOX puede hacer para que se cumpla la legalidad que el Gobierno Comunista se salta a la torera. VOX es el enemigo numero uno de la izquierda radical, ¿por qué? Muy fácil, porque saca a flote todas las inmundicias de este gobierno que no respeta las recomendaciones del Consejo de Estado ni de la Abogacía del Estado y se salta a la torera la Constitución cuantas veces le viene en gana. Además sustituye las sentencias de los Tribunales de Justicia por Reales Decretos o por eso que ellos llaman “mesa de dialogo”. Nunca la palabra “dialogo” estuvo tan prostituida. Tendrían que denominarla “mesa de la rendición” o “mesa de la bajada de pantalones”.

Ten presente esto y nunca lo olvides, VOX no hubiera alcanzado tantos éxitos jurídicos sino hubiera tenido 52 diputados en el Congreso. Como sabes, para poder presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional, se necesitan como mínimo cincuenta diputados. Tenlo en cuenta para sucesivas elecciones… Otros partidos no van por el mismo camino como podemos observar a diario. Te juegas mucho, aunque nadie te lo diga… ¡Hay que estar prevenidos!

Después de escribir este post, me encontré con el sensacional vídeo de Santiago Abascal en el que trasmite un mensaje de esperanza en el día del Patrón de España, Santiago Apóstol y que te recomiendo que veas. No tiene desperdicio.

El YO que llevo dentro de MI

Que el ser humano necesita “lucir” sus cualidades, bondades, logros, éxitos… entra dentro de su propia esencia. Casi todos somos egoístas por naturaleza y ególatras por vocación propia. ¿A quién no le gusta que hablen de uno, y si puede ser para enaltecerle, mejor? Lo llevamos en el ADN. Que tire la primera piedra el que no haya presumido alguna vez en su vida. Es más, que la tire el que no haya hablado de sí mismo en más de una ocasión para dejar patente su valía personal o profesional… 

A todo el mundo se le perdona su debilidad “ególatra”, pero lo que, de verdad cansa, hastía y aburre es estar viendo todos los días y a todas las horas a las mismas personas que se regodean en su “YO”. Si te das una vuelta por InstagramFacebook o Twitter, podrás comprobar como hay gente que de forma recurrente cuelga algunas fotos suyas en la que su persona es el centro del mensaje. ¡Qué bueno sería si dejáramos de pensar en nosotros mismos para pensar en los demás! ¿No te parece que la fotografía sería más bonita? A lo mejor no tienes muchos “likes”, pero lo has hecho con el corazón y eso tiene más valor. 

La manita y el corazoncito (likes) ha desencadenado una corriente muy extendida de “egolatría” en donde lo importante es el “YO” por encima de todo lo demás. El vicepresidente de Facebook, Andrew Bosworth afirmaba recientemente: «Todos y cada uno de los detalles en el diseño de Facebook tienen la función primordial de conseguir que no ceses de compartir cosas y de que te sientas muy contento al hacerlo». Cuando te enganchas, cuando te haces adicto, el YO se suele convertir en el protagonista de tu vida digital y analógica y esto puede ser peligroso. 

La humildad es una virtud que cotiza a la baja. Vivimos en un mundo en donde figurar, aparentar… es el “Leitmotiv” que mueve a muchos a meterse en esa rueda de la falsa popularidad. Siempre he pensado que el lugar para ser un auténtico “influencer” es en tu familia y en tu empresa en donde la gente te valore por lo que haces y no por lo que dices.  

¿Te imaginas que tus compañeros, colegas… te dieran el premio o reconocimiento a la persona más profesional y más alegre de la compañía? Eso vale infinitamente más que esos premios a los mejores Directores de Recursos Humanos, Marketing o Ingeniería… Esos premios que son para la galería, para el marketing personal, para la “marca personal”. Los premios que de verdad valen, son los que te tocan el corazón, los que te llegan al fondo del alma. Los que te dan sin haber optado a ellos… 

Pero aún más ¿te imaginas que tu pareja y tus hijos dijeran de ti que eres lo mejor que han podido encontrar en su vida? Para esto no hace falta estar en ninguna red social, simplemente hay que estar en casa, cerca de los tuyos… El mejor “networking” se hace alrededor de la mesa con tu familia, hablando de todo lo que ha ocurrido en el día, de las cosas buenas y de las cosas malas… Preocupándose por los demás… Disfrutando del encuentro, del aquí y ahora. 

El que suscribe este post también ha presumido en más de una ocasión, en demasiadas… Pero me he dado cuenta del error tan grande y desde hace tiempo decidí rectificar… Y en eso estoy, aunque… He dejado de publicar fotos mías o de mi familia. No me apetece ser el centro del mensaje. Es más gratificante, por ejemplo, colgar en Instagram fotos bonitas que sirvan de inspiración o contemplación, que aparecer YO a cada dos por tres… La cámara del móvil debe ser para hacer “clic” a los demás cuando los veo con ojos de admiración. Dejemos el YO que llevamos dentro de nosotros, para ver el TU que inspira a hablar de los otros. 

Si parece razonable que en un Blog hagas tu presentación y publiques un apartado con algún texto que explique quién eres y algunas fotos tuyas para conocerte mejor. ¡Y basta! No hace falta más “marketing”. 

Tristan Harris de 34 años lidera una revuelta que reclama poner la tecnología al servicio del ser humano y no al revés. Fue jefe de diseño ético de Google. Abandonó la compañía precisamente por problemas éticos y lo hizo cuando se percató de que sus colegas, que asentían con la cabeza cuando les hacía una presentación con diapositivas, se olvidaban de la ética en cuanto volvían a sus puestos. 

Recomiendo leer el artículo publicado en XlSemanal de mayo de 2018… No tienen perdida. 

La fuerza de los lobbies y el carnaval del orgullo…

Vaya por delante mi respeto a todas las personas con orientaciones sexuales diferentes a las mías. Son hijos de Dios como todos los seres humanos y por ello muy libres de hacer lo que les venga en gana. Lo que si me cuesta entender es a esos lobbies globalistas que invierten miles de millones de euros en hacer campañas en favor de los movimientos LGTBI. Siempre me he preguntado porque este colectivo tiene tantos privilegios y otros pasan desapercibidos. En realidad tengo mi propia teoría, pero la dejo para otro post.

¿Cuál es la razón? Seguramente habrá muchas y algunas muy escondidas, pero para mi la más visible es la económica. ¿Cuánto dinero mueve la bandera del arco iris? Hay que ver la que se montó porque el El Allianz Arena que es un templo futbolístico único, una obra maestra de la arquitectura, un símbolo de Múnich y el hogar del FC Bayern cuando se negó a iluminar su estadio con la famosa bandera en la Eurocopa 2020. Libertad para mi si, libertad para los demás no.

En España la única formación política que eludió poner la banderita LGTBI en su logo fue VOX. El resto de los partidos cambiaron sus colores corporativos para adornarse con los “colorines molones” propios de la cita anual. Incluso la fuente de la Cibeles ha sido iluminada al efecto dándole un toque muy “progre”. La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacis, ha encargado la bandera más grande, con un coste de 15.000 euros, para izarla en la Plaza de Callao el próximo sábado. Y si no entras por el aro eres un mal ciudadano. ¡Venga folclore!

Estos movimientos, además de estar creados por intereses millonarios, se convierten en dictadores. Hacen leyes para sancionarte si te sales de sus postulados. Ya no es libre el pensar. Ahora tienes que tragar. El penúltimo ejemplo lo leí ayer en la prensa. Decía el titular de un periódico: “Denegar el alquiler a gais se multacon hasta 150.000m euros“. Al margen del respeto a los gais, ¿por que no voy a poder alquilar un piso a quien me de la gana con las condiciones que yo quiera poner? Estos principios dictatoriales, generalmente desarrollados desde la izquierda mas radical, niegan la libertad que ellos piden para si, pero que no admiten para los que no piensan como ellos.

¿Qué pasaría sin una pareja gay propietaria de un apartamento denegara el alquiler a una pareja heterosexual de un hombre y una mujer? ¿También se les multaría? ¿También el denunciado debería probar que no ha discriminado? ¿A que sabes la respuesta? Es una pregunta fácil y tonta…

El movimiento LGTBI con su semana del Orgullo Gay se ha convertido en un carnaval, generalmente con actores de muy mal gusto, que en absoluto representan a los gais normales y que el único objetivo es llamar la atención y generar una fuente de ingresos para todo el sector turístico y de la hostelería. Es como el día soñado para hacer todo lo que mis bajos instintos me piden. Si fuera un movimiento serio, lo celebrarían de otra forma, pero no lo son. Son un carnaval, por eso se muestran tan folclóricamente…

Se ha criticado mucho a Viktor Orbán, presidente de Hungría cuando dijo que la nueva ley de Educación húngara pretendía dar a los padres el derecho exclusivo a decidir sobre la educación sexual de sus hijos. Y luego afirmó: “Soy un luchador por sus derechos. Soy un luchador por la libertad en el régimen comunista. La homosexualidad estaba castigada y yo luché por su libertad y sus derechos. Así que defiendo los derechos de los chicos homosexuales, pero esta ley no tiene que ver con eso… No se trata de los homosexuales”.

La diferencia entre Viktor Orbán y Pedro Sanchez, es que el el primero está cumpliendo a rajatabla todo lo que llevaba en su programa electoral y por tanto no engaña a nadie, mientras que el segundo está haciendo todo lo contrario a lo que se había comprometido y por tanto engañando y mintiendo al electorado y en concreto a sus votantes. Esta es la gran diferencia entre una persona honesta y otra que no lo es.

Lamentablemente Europa no aprendió la lección del siglo pasado y sigue jugando con fuego, con el fuego de las dictaduras… San Agustín, que era un hombre muy sabio, resumió en muy pocas palabras lo que vive la sociedad de hoy cuando afirmaba: “Dos amores edificaron dos ciudades: el amor de si mismo hasta el desprecio de Dios edificó la ciudad terrena; el amor de Dios hasta el desprecio de si mismo, la ciudad celestial“…