¿A quién vas a votar el 13F para la Junta de CyL?

Hay un partido radical, ultra, fascista, homófobo y otros cariñosos apelativos al que votan más de cuatro millones de españoles y que en cada convocatoria electoral crece y crece y no ve techo. He tratado de investigar el porqué de estas etiquetas y lo único que parece explicarlo es que se trata de una organización molesta, incomoda, perturbadora, irritante, veraz, rigurosa…

Se trata de un partido radicalmente constitucionalista. Lo lleva muy a gala y es una de sus señas de identidad. Defiende con ahínco la voluntad del pueblo español expresada de forma unánime el año 1978. Eso sí, abierto a cambios que se puedan hacer cumpliendo con lo establecido en la propia Constitución, porque ellos están convencidos de que hay aspectos que se pueden mejorar. 

Es un partido ultra defensor de la familia. Son conscientes de que es la institución más importante de la sociedad. Es el espacio en donde las personas adquieren unos valores solidos para ser protagonistas en una sociedad cambiante. Es el lugar de donde se va y se vuelve. Su objetivo es recuperar las palabras más hermosas del diccionario: padre, madre, hijos, abuelos… 

Les llaman fascistas… ¡Que curioso! se lo llaman justo los partidos que reúnen algunas de las características propias de esa ideología. Esos partidos que usan métodos de gobierno totalitarios que entre otros incluyen el culto a la personalidad del líder y la persecución de los dirigentes opositores. Queda muy bien ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio. ¿No recordáis a todos los miembros del Gobierno de España aplaudiendo como auténticos palmeros a su presidente al regreso de una reunión en Europa? Eso es culto al jefe y vergüenza nacional. 

Otro de los calificativos que recibe este partido que, según todas las encuestas locales y nacionales, crece sin parar es el de homófobo. ¿Pero se han leído la Agenda España? En este partido se ve con buenos ojos la inmigración seria, formal, legal y se rechaza la «ilegal», porque en un país democrático y con un estado de derecho no se puede consentir la «ilegalidad». No es lo mismo entrar en un país de forma pacífica y amigable que invadirlo o asaltarlo. Al que llama a la puerta se le abre. Al que la aporrea y derriba, no. 

Dicen que es un partido antifeminista. Es cierto que no está a favor del feminismo, pero si lo está a favor de la mujer. Su organigrama interno está plagado de mujeres brillantes no elegidas por cuotas, sino por valía personal y profesional. La discriminación por razón del sexo es inadmisible y penalizar por real decreto al hombre es contrario a ley. 

Es una organización que defiende la vida desde el inicio hasta el fin. No espera a que el Tribunal Constitucional decida si el aborto es legal o ilegal. No se quita esa responsabilidad de encima, como hacen otros partidos. No está por el mundo «trans«, más al contrario está por defender la naturaleza del ser humano que por biología nos hace mujeres y hombres y no cosas raras. La ingeniería social no persigue el bien de la persona, sino que la reduce a mero instrumento de intereses oportunistas.

Es un partido nuevo y joven que defiende al agricultor, al ganadero, al autónomo, al industrial, a todas las personas, pero de una forma especial a las clases medias y trabajadoras. Defiende las costumbres que son parte de la cultura de nuestra tierra como es la caza o la tauromaquia. Pero sobre todo es un partido que solo piensa en el bien de España y de los españoles.

¿Sabes cómo se llama este partido? Ya sé que lo has descubierto, sus señas de identidad son inconfundibles. Se llama VOX, el partido al que ya votan más de cuatro millones de españoles. Ahora en las elecciones a la Junta de Castilla y León van a poner toda la carne en el asador para llegar al gobierno de la Junta, pero no para acaparar puestos sino para hacer un cambio de modelo de sociedad. Es una opción nueva, fresca, joven, vitalista, alegre, pero sobre todo comprometida con los castellanoleoneses.

Pero también tienes otras opciones:

Si quieres subidas de impuestos, sectarismo; corrupción; pago de peajes; escuela adoctrinada; ingeniería social; agenda 2030; inflación; okupación de tu vivienda; energía cara; desempleo; aprobar con suspensos; menosprecio de la justicia; persecución a la iglesia católica; secuestro del Parlamento; inmigración «ilegal» masiva; violencia intrafamiliar; indultos a sediciosos; filoterroristas, comunistas y separatistas en el gobierno; inseguridad ciudadana; ideología de genero… Lo tienes muy claro, debes votar al Partido Socialista.

Otra alternativa la tienes en el Partido Popular, que ahora promete hacer lo que no hizo en la legislatura anterior. Un partido que ha manifestado su intención de convocar otras elecciones con tal de no pactar con VOX. Promete apoyar a la familia, pero transige con las leyes trans que atentan contra la misma. Según la Fundación Española de Abogados Cristianos, el candidato del Partido Popular y actual presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernandez Mañueco, ha cometido varias fechorías contra los derechos de los castellanoleoneses como: limitar el aforo en templos; prohibir la celebración de procesiones; promocionar la eutanasia; votar a favor del aborto; aplicar un protocolo trans en colegios, de manera experimental, sin contar con la aprobación de los padres; imponer la bandera LGTBI en contra de lo que dicta el Supremo… Como puedes comprobar es otra opción.

Una última elección es votar a Ciudadanos, Unidas Podemos, Unión del Pueblo Leones (UPL), España Vaciada, Soria ¡Ya!, Pro Avila (XAV), lo que supone tirar el voto y perder una oportunidad de oro de emprender un cambio real en Castilla y León. Son partidos minoritarios que no van a tener la oportunidad de forma gobierno y por tanto van a disponer de muy poco peso en el quehacer diario. Votar a estos partidos supone un sentimentalismo y un idealismo que no conduce a nada y además es muy posible que alguno de ellos sea una «marca blanca» de otro partido que quiere disfrazar su programa envuelto en la tan cacareada «España Vaciada».

Como ves, existen diferentes alternativas. Tú eliges. Suerte…