¿Casualidad o Causalidad?

Eduardo Baviera, Consejero Delegado de Clinica Baviera, me incorporó al  Grupo “Desarrollo Personal“, formado por amigos con inquietudes similares.

Cada fin de semana nos mandamos por e-mail alguna enseñanza o reflexión que nos haga pensar, y hoy quiero compartir contigo la que Eduardo nos envió el pasado 22 de Mayo:

El destino o suerte de cada persona: ¿está en gran medida determinado por factores externos o dependen de lo que cada uno haga con su vida?

Seguramente todos coincidimos en que influyen tanto factores externos y ajenos (azar) como factores controlables (acción); ¿pero en qué medida influye cada uno? ¿y cómo podemos combinar ambos en sintonía para hacer nuestro viaje (nuestra vida) lo mejor posible?

Para hablar de esta cuestión voy a utilizar los pensamientos una de las personas que para muchos de nosotros es una referencia del desarrollo personal: Forrest Gump.

“Yo no sé si tenía razón el teniente Dam que decía que todos tenemos un destino o tenía razón mi madre que decía que cada uno crea su destino; yo no sé si todos estamos flotando casualmente como una pluma y cualquier ráfaga de viento nos cambia el destino. Quizás todos tengan razón y todo suceda simultáneamente”

            “Forrest Gump frente a la tumba de Jenny casi al final de la película”

Esta magnífica reflexión que hace Forrest Gump  es la combinación de diferentes momentos de su vida. Por un lado el teniente Dam le explico que todo hombre tiene un destino, y que el suyo era morir en la guerra del Vietnam y que él (Forrest) se lo robó. Todos su antepasados habían luchado y muchos muerto en las diferentes guerras. Ahora el, invalido, sería un estorbo para la sociedad.

Forrest Gump, Casualidad, Causalidad, Desarrollo Personal, Liderazgo, Clínica Baviera, Yoga

Por otro lado su madre poco antes de morir le explico que cada uno crea su destino (acción) y cada uno tiene que buscarlo por sí mismo. Pero también le dice que “la vida es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te espera” (azar).

Este es uno de los grandes enigmas de la vida; somos casualidad o causalidad. ¿El devenir de nuestras vidas es el resultado en gran medida de la casualidad o por el contrario la causalidad es más relevante?; es decir nuestro trayecto en la vida es el resultado de nuestras acciones (causa-efecto o Karma); ¿o no?

Y es justo en este momento cuando Forrest Gump muestra una vez más su inteligencia avanzada o yoguica y expone que ambas ideas, aunque opuestas (causalidad y casualidad), conviven simultáneamente. Normalmente las personas somos incapaces de convivir pacíficamente con ideas opuestas en nuestra mente. O somos racionales o somos intuitivos; creemos que hay algo después de la vida o no; a lo largo de nuestra vida podemos cambiar de opinión sobre algún aspecto pero convivir con dos ideas opuestas (y ambas validas) solo se consigue con la inteligencia avanzada que posee Forrest Gump.

Su vida misma, como la de cualquiera de nosotros, es una constante suma de casualidades (azar) y causalidades (acción). La combinación de ambas determina su suerte o destino.

Va a un colegio normal gracias al empeño y esfuerzo de su madre (acción); conoce a Jenny, el amor de su vida por casualidad (azar).

Conoce el ping-pong cuando estaba de permiso en la guerra por casualidad (azar).Pero si te fijas en la escena que le recomiendan probar el ping-pong le dicen  “este deporte es muy simple, presta atención siempre a la pelota” y el así lo hace. Y no solo eso sino que entrena en todo momento, inclusive a solas con una taza de WC; dice que inclusive jugaba cuando dormía (soñando) y el resultado de todo ello es que se convierte en un excelente jugador; juega en la selección nacional y gracias a ello vuelve a conocer al Presidente de su país.  Todo esto no es azar, esto es acción, trabajo, constancia, perseverancia, método y disciplina.

Casi por casualidad Forrest crea la empresa Buba Gump, le había hecho una promesa a su gran amigo Buba, pero no es casualidad como busca al teniente Dam para que le ayude, ni la energía y constancia que le pone al proyecto, inclusive cantando en la misa dominical para que las gambas aparezcan; tanto es así que tiene la suerte (azar) que cuando viene el temporal todos los barcos son abatidos menos el “Jenny” que estaba en el mar y gracias a ello consigue gambas cuando nadie podía y así la empresa Buba Gump comienza su fase de éxito; tampoco es azar cuando sigue trabajando y comprando más y más Jeny’s (barcos) consiguiendo así una flota. Luego invierte todos sus ahorros en una empresa frutera (Apple) que más tarde los dona causas mucho más útiles.

Como dice el yoga la acción es lo que controlas con tu energía y el azar son los factores externos;  la combinación de ambas determinan el destino o suerte de cada uno. La acción acertada en gran medida expande tu azar. Nacer tiene mucho azar y vivir mucho de acción pero aun así, azar y acción están presentes ante cualquier hecho; son inseparables y hay que aceptarlo y convivir con ello.

Y lo curioso de todo, es que al final todos compartimos el mismo destino y suerte; la muerte, que forma parte de la vida como decía la madre de Forrest Gump.

¿Te consideras valorado en tu empresa?

Hace unos años, una empresa del sector consumo solicitó mi colaboración para que ayudara al Comité de Dirección a desarrollar su Plan Estratégico. La verdad, fue un trabajo estupendo con un equipo muy profesional, con las ideas claras y con muchas … [Seguir leyendo]